La afición del Atlético, descontenta con la subida de precios en abonos y parking del Metropolitano

Además de la subida en abonos, los aficionados que aparquen su coche en el parking privado pagarán este curso 40 euros más, llegando a los 390.

Libertad Digital

La afición del Atlético de Madrid no está nada conforme con la política de abonos del club en la presente temporada. Aparte del montante final que se tendrá que pagar por ocupar una butaca en el estadio rojiblanco, asunto que trataremos a continuación, la hinchada colchonera muestra su indignación en las redes sociales por tener que renovar su abono sin saber ni siquiera el proyecto que tendrán sobre el césped.

Hace pocas semanas, la imagen de Godín aún lucía en la publicidad de los abonos del conjunto rojiblanco y ya se sabía que el jugador no iba a seguir en el Atlético de Madrid, porque no tenía una oferta de renovación que convenciese al uruguayo.

godinabonoados.png

El precio del abono ha vuelto a subir esta temporada, el anterior lo hizo también y en algunos casos en un 16% respecto al Vicente Calderón, hecho que molestó y molesta a la afición rojiblanca que lo ve como un incremento más que importante teniendo en cuenta que el club a nivel deportivo ha crecido, pero no a niveles de conseguir títulos tan importantes como la Liga o la Champions. Además, estrellas como Griezmann, Juanfran y Godín han salido del club y jugadores como Rodrigo o Filipe pueden seguir sus mismos pasos.

Este es el precio de los abonos del Atlético esta temporada:

abonosatletico.png

Más preocupante es todavía el gasto que tiene que afrontar una persona que quiera disponer de su abono y además tener la posibilidad de usar el parking privado del Wanda Metropolitano. En dos años, de 2017 a 2019, el seguidor o seguidora que quiera llevar su coche al estadio ha pasado de pagar 300 euros a 390.

Si se suma el gasto del abono más el del parking para una familia cualquiera que lleve a varios miembros de la misma a un partido del Atlético de Madrid, el precio puede superar con mucha facilidad los 2.000 euros. La cifra asusta y lo peor es que en España las quejas no son únicamente propiedad de la afición del Atlético. Muchos clubes siguen políticas parecidas y también quedan en evidencia en comparación con países como Alemania.

A continuación