Erling Haland hace historia tras anotar nueve goles a Honduras en el Mundial sub20 de Polonia

El partido terminó con un abultadísimo 12-0. Es hijo del futbolista que retiró Roy Keane tras una entrada criminal.

J. Rodríguez

Erling Braut Håland se ha convertido en noticia por haber logrado anotar nueve goles en el encuentro ante Honduras del Mundial sub20 que se está disputando en Polonia. El resultado final ha sido un abultadísimo 12-0 a favor del cuadro nórdico. El cuadro suramericano terminó el encuentro jugando con dos futbolistas menos.

Haland ha hecho historia con sus nueve tantos, porque se convierte en el primer jugador en alcanzar dicha marca en un campeonato del Mundo de fútbol. Lo curioso es que lo ha hecho tras un torneo en el que no ha sido titular en ningún encuentro y parece que el chico se lo ha tomado muy en serio, porque su selección necesitaba mejorar el casillero de goles a favor y, desde luego, sus números han ayudado a conseguirlo.

Erling superó en su misma categoría una marca que tenía 22 años de longevidad. Fue lograda por Adaílton en el Mundial de Malasia de 1997 y el dato era de seis goles en un encuentro. No obstante, no es el jugador que más goles ha conseguido en un partido oficial de la FIFA. Ese honor le corresponde a Archie Thompson.

El australiano anotó 13 goles de los 31 que consiguió su selección en un encuentro ante Samoa Americana en 2001. Un encuentro que terminó 31-0 y que correspondía a la fase eliminatoria de Oceanía para la Copa Mundial de Fútbol de 2002.

Hijo del futbolista que retiró Roy Keane

Coincidiendo con la erupción goleadora de su hijo, debemos rememorar la carrera futbolística de su padre, Alf Inge Haaland. El exfutbolista era miembro de la plantilla del Manchester City y fue durante un derbi de Manchester en 2001 cuando una durísima entrada de Roy Keane le obligó a colgar las botas.

Cuando en 2014 el irlandés publicó su biografía, reveló que no se arrepiente de la entrada que le dio a Haaland: "Lo único que quería era pararlo, no tenía intención de hacerle daño. He pateado a muchos futbolistas, no sé cuál es la diferencia entre hacer daño y lesionar a alguien. No me arrepiento de esa acción".

Un pique que arrastraban desde hacía tiempo y que desembocó de la peor forma posible: con el final de la carrera del, por entonces, jugador citizen. Ahora su hijo, quién sabe, podría volver a ser parte de la élite mundial como un día lo fue su padre.

A continuación