Escándalos, batallas internas y shows televisivos convierten a Icardi en una ganga de mercado

El Inter se ha cansado de las salidas de tono del jugador y de su representante y mujer Wanda Nara.

Libertad Digital

Mauro Icardi ha pasado de ser el capitán del Inter de Milán y costar más de 100 millones de euros a costar 'simplemente' 60 kilos, una cifra más que asumible por varios clubes europeos que incluso estaban dispuestos a pagar más en su día por el jugador argentino. Todo por los problemas extradeportivos que supone tener a Icardi en plantilla.

En los últimos años, Icardi se ha convertido en uno de los goleadores más importantes del viejo continente a base de goles en la Serie A, pero fuera de los terrenos de juego siempre ha sido noticia por los movimientos privados y públicos del jugador junto a su mujer y representante Wanda Nara. Ese tipo de cosas han cansado al Inter que se ha hartado de recibir amenazas públicas de Nara sobre qué iba a hacer el ariete en caso de que el club no satisficiese sus necesidades contractuales.

Declaraciones televisivas, tuits con indirectas, fotos viajando a diferentes destinos dando a entender que se reunía con otros clubes y, sobre todo, muchos mensajes confusos sobre lo que Icardi quería hacer. Así actuó Wanda Nara y así se ha producido la ruptura entre club y jugador. Además, Icardi ha tenido problemas a nivel interno con compañeros y con su entrenador, Luciano Spalleti, que lleva sin contar con él desde febrero.

Tras todo lo relatado anteriormente, La Gazzetta dello Sport publica en su portada que la camiseta de Icardi ya sólo cuesta 60 millones, la mitad de su precio inicial. El diario italiano avanza que el Inter daría facilidades al jugador para una posible salida. En el pasado, equipos como el Real Madrid se han interesado por Mauro.

A continuación