Un hincha de Racing de Avellaneda porta el cráneo de su abuelo en la celebración de la Superliga

El hincha le sacó de su tumba porque quería que 'viera' lo que estaba viviendo el equipo.

Libertad Digital

Que el fútbol en Argentina es pura 'pasión' está claro. Se puede ver en cada partido en La Bombonera (Boca Juniors), en el Monumental (River Plate), el Estadio Presidente Perón (Racing Club), y en todos los estadios de la Superliga del país sudamericano. La pasada madrugada Racing de Avellaneda se ha proclamado campeón por novena vez de liga por delante de un Defensa y Justicia que no ha podido llegar al último partido -precisamente contra Racing- con opciones de llevarse el título.

Como es normal, sus aficionados se echaron a las calles de la ciudad de Avellaneda a celebrarlo por todo lo alto. Hasta aquí, todo normal. Lo curisoso, y tenebroso a la vez, viene después. Las redes sociales empezaron a ser un clamor por una imagen de un hincha que portaba algo 'especial' durante el 'banderazo'. Ese algo era nada más y nada menos que: ¡el cráneo de su abuelo! El hincha se llama Gabriel Aranda, su abuelo Valentín Aguilera, y como dice, lo sacó de su tumba para que pudiera ser parte de lo que estaba viviendo su equipo.

La pasión por el fútbol no tiene límites. No son raras las escenas en las que se esparcían las cenizas de los difuntos en el césped de su estadio, o, sin ir más lejos, espacios destinados para depositar las cenizas de los seres queridos, como era el caso del Vicente Calderón y su columbario para los hinchas rojiblancos. Lo que está claro es que lo que se ha vivido en las celebraciones de Racing, va mucho más allá.

A continuación