Los peores jugadores en la historia de la Premier: tres españoles y un farsante único

Marcelino, Luque y Núñez entran en la lista de los 50 peores fichajes de la Premier. El primero es Ali Dia, un farsante que quedará para la historia.

E.S.A

La revista FourFourTwo ha hecho un enorme trabajo. Analizar todos los fichajes que se han realizado en la Premier desde su creación, allá por 1992-93.

Rompiendo con la tónica habitual, FourFourTwo no ha buscado el buen rendimiento, sino todo lo contrario. Ha elaborado una lista con los 50 peores fichajes de la historia de la Premier. Entre estos nombres encontramos varias caras conocidas, tres españoles y el no futbolista que tiene el honor de ser el peor fichaje de la historia del fútbol ingles. Se trata de Ali Dia.

El Southampton atravesaba una mala época con una enfermería repleta y el entrenador, Graeme Souness, comentó haber recibido una llamada de George Weah, Balón de Oro en 1995 y estrella del PSG, para que fichase a su primo. Su presunto primo estaba avalado por su experiencia en el club parisino y en Senegal, llegó un día antes del partido, hizo unas pruebas y fue convocado. En la segunda mitad Matthew Le Tissier, estrella de aquel equipo, se lesionó y Ali Dia lo sustituyó para demostrar que no tenía ni idea de jugar al fútbol, como sus propios compañeros aseguraron. No se volvió a saber nada más de alguien que ni era primo de Weah ni pariente cercano, ni amigo, pero pasó a la historia.

En la lista encontramos tres futbolistas españoles: Albert Luque, Antonio Núñez y Marcelino. El primero aterrizó en Newcastle tras firmar tres temporadas brillantes y sobresalir en el Deportivo de la Coruña, pero no demostró nada en dos años y terminó en el Ajax de Amsterdam antes de acabar su carrera en el Málaga de Pellegrini. Núñez fue canterano del Real Madrid. Jugador con una gran zancada, andaba muy justito de calidad. En 2004 ficha por el Liverpool de Rafa Benítez donde juega 24 partidos y se convierte en campeón de la Champions tras la increíble remontada ante el Milán. Por su parte Marcelino destacó en el Sporting de Gijón pero su paso por el Newcastle fue un fiasco.

A continuación