Puñetazo de un aficionado a un jugador del Aston Villa en pleno partido de la Segunda división inglesa

Un aficionado saltó al césped para agredir al capitán de los villanos. La acción sucedió en un encuentro de la Segunda inglesa.

Libertad Digital

Al más puro estilo Peaky Blinders, un aficionado del Birmingham saltó al terreno de juego para agredir al capitán del Aston Villa, Jack Grealish. Acababa de comenzar el encuentro, a penas diez minutos jugados y en una jugada que se disputó cerca del córner, ocurrió todo el incidente.

Al final la seguridad del estadio intervino, varios jugadores tumbaron al agresor y fue retirado del campo, eso sí, creyéndose el héroe de la tarde y lanzando besos. No obstante, a veces la venganza se sirve en frío, y Grealish anotó el gol que daba la victoria a su equipo y lo celebró por todo lo alto con la grada de los villanos.

A continuación