Picores, escozor y mucha indignación en León: ¿intentó intoxicar a los jugadores de la Cultural su exdelegado?

El partido de este domingo en el Reino de León entre la Cultural y el Unión Adarve terminó en polémica por un hecho surrealista.

Alfredo Somoza

Cuando piensas que ya lo has visto todo en el mundo del fútbol aparece un hecho insólito que te deja con la boca abierta. En este caso el increíble suceso se dio en el Reino de León, el campo de la Cultural Leonesa.

En la vigesimosexta jornada del grupo I de Segunda B se enfrentaban la Cultural Leonesa y el Unión Adarve. Un encuentro con morbo por el regreso a la capital leonesa del cuerpo técnico de Víctor Cea, el que hasta hace dos meses fue el entrenador de la Cultural, que llegó el pasado verano tras realizar una gran labor en el modesto equipo madrileño.

Un reencuentro que terminó con una enorme polémica. Cuatro jugadores de la Cultural (Palatsi, Sergio Marcos, Yeray y Señé) denunciaron al colegiado del encuentro que Pepe Sanz, más conocido como Pepinho, actual miembro del cuerpo técnico del Adarve y hace dos meses delegado de la Cultural, supuestamente les intoxicó con una crema al darles la mano antes del partido, provocándoles picor y escozor en la cara y en los ojos. Según afirman los propios afectados, Pepinho les pasó la mano impregnada de una pomada por los ojos e incluso al portero, Palatsi, llegó a meterle un dedo en el ojo.

En el descanso, los cuatro afectados comentaron sus sensaciones. Al comprobar que los cuatro compartían los mismos síntomas llegaron a la conclusión de que el saludo de Pepe les había salido caro. La Cultural, indignada ante este surrealista suceso, denunció los hechos al colegiado que se negó a reflejarlo en el acta al no ser testigo del insólito incidente. Algunos de los afectados recriminaron su actitud a un Pepe Sanz que en todo momento negó los hechos.

En medio de esta dantesca situación, la Cultural terminó imponiéndose por 3-0 al Adarve.

A continuación