Divorcio en el Chelsea: Sarri estalla contra su plantilla y no vuelve en el autobús del equipo

Tras Conte, Sarri pretendía enderezar el rumbo del club, pero los malos resultados han tensado la relación entre plantilla y técnico.

José Antonio Rodríguez

Maurizio Sarri camina sobre la cuerda floja en el Chelsea. El italiano llegó a Londres tras cuajar una excelsa temporada con el Nápoles y con el único objetivo de enderezar el rumbo de una plantilla que no reaccionaba y que pedía a gritos mano dura. Según informa el Daily Mail en su edición de viernes, tras la derrota por 4-0 ante el Bournemouth, técnico y jugadores regresaron a casa por separado.

Todo viene provocado por una charla que mantuvieron en el vestuario, donde el propio Sarri quiso que el cuerpo técnico en su plenitud se ausentase para poder dialogar cara a cara con sus jugadores. Aquí fue donde el entrenador les preguntó de manera directa por qué habían estado ignorando constantemente sus indicaciones, incluso lo que habían ensayado en los entrenamientos, y si creían que el problema de su estado de forma y anímico era él.

Parece que el foco de todos los problemas del conjunto blue está en la falta de entendimiento entre todas las partes. Tanto el propio Sarri en rueda de prensa, como el capitán, César Azpilicueta, en zona mixta, admitieron que estaban teniendo problemas de motivación. La llegada de Gonzalo Higuaín tampoco ha apaciguado las aguas en Stamford Bridge, pero es que ni siquiera ha mejorado el saldo goleador con el argentino.

Una vez más, el Chelsea vuelve a quemar a un entrenador. La lista desde 2013 es muy larga: Benítez, Mourinho, Hiddink, Conte y el siguiente podría ser Sarri. Los malos resultados que arrastran, quintos en Liga, fuera de puestos Champions, a 14 puntos del líder y con su estrella, Eden Hazard, queriendo salir cuanto antes, pueden hacer que Sarri tenga las horas contadas en el Chelsea.

A continuación