¿Cómo funciona el VAR?

Las claves de la tecnología que ha revolucionado el arbitraje. 

Libertad Digital

El videoarbitraje o VAR es la tecnología que ha revolucionado el mundo del fútbol. Es el asistente visual de los árbitros y se aplica en lances del juego que podrían ser difusos para el árbitro en su interpretación a pie de campo. Su uso permite al colegiado tomar una decisión más objetiva de lo que ha ocurrido.

Se trata de la principal novedad de la temporada 2018/19. Su brillante irrupción en el pasado Mundial de Rusia ha supuesto un aluvión de halagos y, ahora, con su incorporación a LaLiga Santander permite resolver algunas situaciones que se escapan al entendimiento del espectador e incluso del árbitro. Pese a sus ventajas, aún no es una tecnología implantada en todas las ligas ni competiciones. Por ejemplo, la UEFA Champions League, que desde este año tiene entre sus patrocinadores a Banco Santander, incorporará el VAR la próxima temporada, mientras que en Inglaterra no está prevista su aparición a corto plazo.

¿Cuándo se aplica el VAR y cómo funciona?

En caso de duda ante una jugada, el colegiado hará dos gestos sobre el terreno de juego: en primer lugar, el árbitro se llevará la mano al intercomunicador, lo que significa que el juego está detenido por revisión. En segundo lugar, dibujará un cuadrado en el aire, lo que supone que se revisará la acción en primera persona en uno de los monitores del campo. Una vez tomada la decisión definitiva y reiniciado el juego, no se podrá revocar y deberá continuar el partido.

Podría pensarse que el VAR alude sólo al monitor de la banda de los estadios, peor no es así: se trata de una sala provista de toda la tecnología necesaria para arbitrar con mayor precisión las jugadas. En LaLiga Santander, por ejemplo, se trata de una habitación instalada en la Ciudad Deportiva de Las Rozas, con varios monitores supervisados por tres colegiados.

hqdefault.jpg

En el centro se situará el árbitro denominado VAR, cuyo papel variará: una semana estará presente en la sala de Las Rozas y la siguiente viajará a uno de los campos de Primera División. Los otros dos participantes serán un asistente de vídeo, situado a su derecha y al que podrá solicitar el tiro de cámara que precisa, y el AVAR, sentado a su izquierda. Se trata del asistente del VAR y su papel es la comunicación directa con el colegiado que se encuentre sobre el terreno de juego. "Estamos revisando", "parece que hay mano, espera que revisamos de nuevo" o "deberías verlo tú" son algunas de las frases que se escucharán a menudo en la comunicación.

De esta forma, son siete las personas que se encargan de impartir justicia en el terreno de juego: los cuatro árbitros en el estadio y tres en la sala del VAR.

Tipos de jugadas en las que se utiliza el VAR

El VAR no es quien da el veredicto: es sólo una herramienta para ayudar al colegiado a que tome la mejor decisión posible. Sólo ante casos como, por ejemplo, que el balón haya salido del terreno de juego o de claro fuera de juego, el árbitro puede fiarse y pitar según lo que le digan desde el VAR. También puede darse la situación de que el VAR revise y pida al árbitro que observe una jugada con atención cuando se produzca una infracción clamorosa.

La Real Federación Española de Fútbol y LaLiga Santander explican en un vídeo aclaratorio las situaciones en que debe dar un paso adelante el VAR:

Hay cuatro escenarios posibles:

  • Revisión de todos los goles: Cuando un equipo anota un tanto, se revisará la jugada desde su inicio en busca de una posible falta o fuera de juego. En este caso, el árbitro debe dejar continuar la jugada, porque será en el VAR donde determinen si es válido o no. Si se ha producido alguna irregularidad, se anulará el tanto.

  • Tarjetas rojas: El árbitro indica infracción, muestra cartulina amarilla o no muestra nada y en el VAR aprecian que puede conllevar un mayor castigo. Se revoca la decisión y se señala la nueva infracción. Lo mismo ocurre con agresiones entre jugadores o en el caso contrario, cuando el árbitro dictamina una sanción mayor de la que corresponde tras revisar la jugada.

  • Penaltis: Posibles derribos, manos o acciones que han sido señaladas fuera del área y que deberían costar la pena máxima son casos de intervención del VAR. También infracciones producidas dentro del área pero que han pasado desapercibidas por el colegiado.

  • Confusión de identidad: La más simple. El árbitro muestra por error una tarjeta a un jugador que no ha hecho nada. En el VAR avisan y el árbitro corrige esa sanción.

El caso de las manos

Un caso especial y de los más complicados en el arbitraje es el de las manos. Hay varias premisas que permiten valorar de una u otra forma estas acciones, según fuentes de la Real Federación Española de Fútbol:

  1. Naturalidad: Si la posición del brazo puede ser un movimiento natural fruto del juego o si pretende abarcar más espacio para "hacerse más grande".

  2. Distancia: Si el espacio entre balón y jugador es suficiente como para corregir la posición y evitar que impacte el balón con su brazo o no.

  3. Tiempo: Ligado a lo anterior. Si hay suficiente espacio de tiempo para evitar la mano o no.

  4. Espacio que ocupa la mano: Si el brazo ocupa un espacio que, en principio, debería estar libre realizando con su cuerpo una posición completamente antinatural se sancionará siempre.

La interpretación del árbitro prevalece sobre lo que se aprecie en el VAR. Siempre la última palabra la tendrá el colegiado. Como dato a tener en cuenta, las simulaciones han descendido en otras ligas hasta alcanzar un 25%.

Un fútbol más justo

Para evitar murmullos innecesarios desde la grada y corrillos alrededor del árbitro, LaLiga Santander ha decidido que las imágenes que se revisen en el VAR y en torno a las que se toma la decisión se proyecten en los videomarcadores de los estadios, así como en las retransmisiones de televisión.

Siempre se añadirá el tiempo de revisión al descuento, independientemente del tiempo que se tarde en revisar la jugada al completo. Si se pierden 5 minutos, se añaden cinco más lo que se haya perdido. Como dato a tener en cuenta, las simulaciones de los futbolistas han descendido en otras ligas un 25%.

Descubre con nosotros más historias que impulsan el futuro

A continuación