Cristiano 'ficha' al abogado de las estrellas mientras su patrocinio con Nike se tambalea

El portugués vive envuelto en una polémica constante por la supuesta violación a una mujer en Las Vegas. Varias firmas viven con recelo la situación.

José Antonio Rodríguez

La última decisión que tomó el luso en su intento por esclarecer todo el asunto y realizar una limpieza de imagen tras el escándalo provocado por su supuesta violación en Las Vegas, fue dejar de acudir a la llamada internacional hasta, por lo menos, 2019. Cristiano sabe que cuenta con el apoyo en firme de su entorno, de la Juve y de su selección, pero Nike se inquieta y busca que todo el asunto llegue a un punto y final cuanto antes.

Para ello, el astro luso ha contratado al abogado que ha defendido en varios casos muy sonados a estrellas del calibre de Leonardo DiCaprio o Paris Hilton y a deportistas de la talla de Shaquille O'Neale, Mike Tyson o Andrea Agassi. Se trata nada más y nada menos que de David Chesnoff.

Ahora deberá hacer frente a la demanda interpuesta por Kathryn Mayorga contra Cristiano por una supuesta violación en 2009. Chesnoff, apuntan algunas informaciones, no sólo lo defenderá de las acusaciones, sino que buscará una indemnización para el luso por daños y prejuicios.

Cristiano Ronaldo ya se expresó en redes sociales, negando todas las acusaciones y se postuló totalmente en contra de la violación: "Es un crimen abominable".

Mientras tanto, Nike se impacienta

La marca de ropa norteamericana y principal espónsor del portugués, asiste como espectador de lujo a cómo uno de sus mayores iconos se hunde en una turbia polémica. Es por ello por lo que se estarían planteando terminar con el acuerdo de patrocinio. En un comunicado que publicaron en la tarde del jueves, Nike aseguró estar "profundamente preocupados" por las acusaciones y que seguirán de cerca cualquier novedad sobre el asunto.

Cristiano, junto a Michael Jordan y LeBron James, son los únicos tres deportistas en el mundo que cuentan con un contrato vitalicio con la firma. Se estima que ganará alrededor de 900 millones de euros por el acuerdo a lo largo de su vida. Un acuerdo que comenzó en 2003 y se ha mantenido firme de manera ininterrumpida.

No es el primer caso de esta índole, porque cuando se descubrieron los casos de dopaje de Lance Amstrong en 2012, Nike rompió todos sus vínculos con su fundación y con el deportista.

El resto de marcas que usan la imagen de Cristiano como promoción –Herbalife o Tag Heuer–, también siguen con temor el desenlace de la historia. EA, la marca de videojuegos y cuya imagen para la edición del FIFA es el propio futbolista, tampoco ha querido esconderse y emitió un comunicado: "Seguimos la situación, ya que esperamos que los deportistas que son portada o embajadores se comporten de una manera que comulgue con los valores de EA".

A continuación