Isco sobresale en el 'amistoso' de La Rosaleda (1-2)

El malagueño marcó el primer tanto y regaló el segundo a Benzema. Rolón marcó el tanto del honor en el último segundo.

Sergio Valentín

Si el Real Madrid hubiera visitado La Rosaleda con el título de Liga en juego, habría arrasado al Málaga. La diferencia entre los dos equipos es abismal. El equipo visitante se llevó, como era de esperar, los tres puntos y sólo vencieron 1 a 2 porque en ningún momento quisieron apretar el acelerador. Pusieron velocidad eficiente, con limitador, y con eso les bastó para imponerse en uno de los partidos más placidos de la temporada. Imagínense el partido. El Real Madrid se vio inmensamente superior, sin objetivo de peso en Liga, con las semifinales de la Champions League la próxima semana y en mitad del funeral de la Rosaleda. El Málaga era quien tenía que darse una alegría, y aunque quieren, no pueden.

La situación del Málaga es tan triste que cualquier rival con algo de corazón no quiere hacer más daño del que ya están sufriendo en cada partido. No había pasado el primer minuto de partido y ya había pitos desde la grada y cánticos contra Nasser Al Thani. Irónicamente, quien decantó este descafeinado duelo fue un ex del Málaga. Isco marcó el primer tanto, con un libre directo perfecto, muy similar al que marcó en el Bernabéu con España ante Italia y dio el segundo, a Casemiro, tras una maniobra de Benzema en la que se deshizo de los dos centrales. Isco quiere marcar siempre pero sus disculpas, tras el gol, son muy sinceras. No debió ser del todo gratificante marcar ese golazo de falta.

Zidane dejó en Madrid a Cristiano Ronaldo, Gareth Bale y Modric y dio descanso a Marcelo y Kroos. Rotaciones que sirvieron para ver a jugadores con menos minutos como Vallejo y Theo. El central, pese a su fallo en el despeje en el último segundo en el tanto de Rolón, cuajó otro gran encuentro. Cada vez que le dan una oportunidad, demuestra que vale para el Real Madrid. Justo lo contrario sucede con Theo. El lateral tiene carencias técnicas evidentes y a esto se le suma una falta de confianza por falta de continuidad. Vamos, que salvo ante el Alavés en el Bernabéu, no se le recuerda un buen partido. El partido parecía un amistoso por su intrascendencia y por ello tuvieron minutos futbolistas como Ceballos o Mayoral que llevaban meses sin jugar.

Pese a todo esto, el encuentro fue divertido por momentos porque el Real Madrid gozó de más de una decena de ocasiones claras. Su buen partido, otra vez, no se vio reflejado en el resultado final. Dominó, controló todas las facetas del juego y sólo le faltó aplastar cuando pisaban el área rival. Benzema dejó varias pinceladas de su calidad, sobre todo cuando bajaba a asociarse, pero este partido con un asesino del área hubiese rondado la manita.

El partido de Kovacic fue, sencillamente, perfecto. Incidió con sus habituales cabalgadas y no marcó porque Roberto sacó una gran mano a su cabezazo. Manejó bien el partido sin Modric y Kroos, que era lo más complicado. No así Casemiro que, pese a su gol, ha bajado algo su nivel en las últimas semanas. Sustituido ante la Juventus, tuvo un fallo de confianza o de técnica en la salida del balón que tuvo que solventar Keylor Navas evitando el tanto de Iturra en un mano a mano. Ni con estos regalos el Málaga se metió en el partido. Pese a ello, Casemiro compensó su balance personal con un robo en campo contrario que concluiría en el 0 a 2 en una excelente combinación entre él, Isco y Benzema. Sobrados. Casemiro, por poco, no se metió dentro del área con la pelota. Un dato: Casemiro lleva los mismos goles que Benzema en Liga.

Asensio y Lucas, también titulares, participaron bastante pero no destacaron tanto en ataque. El rival, muy encerrado, no ayudaba para que explotaran sus características. Sobre todo las de Asensio, muy limitado en influencia cuando está tan volcado en la izquierda. El segundo tiempo dio para que el Málaga lavara algo su imagen y para que el Madrid se relajase como es habitual en él y en cualquiera que se ha ganado la siesta tras su jornada laboral. Quedan seis partidos oficiales con tintes de amistoso.

A continuación