Surrealista: el Barcelona critica las cláusulas de 1.000 millones del Real Madrid

El director general del club azulgrana cree que no serían defendibles ante los tribunales. 

Libertad Digital

Día de mucho ajetreo para el Barcelona. Sus socios compromisarios han dado el visto bueno a todos los números presentados por la junta directiva en la asamblea y de esta forma han aprobado los presupuestos del año pasado, 708 millones de euros, y los del presente, 879 millones.

Dentro de esa asamblea de compromisarios ha tomado la palabra Óscar Grau, el director general del club azulgrana y el directivo catalán ha sorprendido con unas declaraciones en las que critica las sólidas cláusulas de rescisión que el Real Madrid impone a sus jugadores más importantes.

"La cantidad que se fija para la cláusula de rescisión de un jugador va en función del salario que tienen. Una cláusula de 1.000 millones no sería defendible ante los tribunales por este motivo y están fuera de mercado", sentenció Grau.

Hay que recordar que el Barcelona aún lamenta la salida de Neymar por 222 millones de euros y que su recambio para esta temporada, Dembelé, vio cómo la suya ascendía a los 400 millones para que en el futuro no se repita un caso similar al del brasileño con el PSG.

A continuación