Gareth Bale vuelve a encender las alarmas en el Real Madrid

El futbolista blanco, liberado por Gales al detectársele una nueva lesión, estará cerca de un mes de baja.

Libertad Digital

Lo de Gareth Bale es el cuento de nunca acabar. El delantero galés del Real Madrid estará cerca de un mes de baja por culpa de la nueva lesión sufrida en el sóleo, la dolencia que más problemas le ha venido dando desde que fichó por el conjunto blanco en verano de 2013.

Tras la suave sesión de entrenamiento a la que se sometió el lunes, el 11 blanco volvió a tener malas sensaciones, con molestias en la parte posterior del muslo izquierdo y en el resto de la pierna.

Finalmente, las pruebas a las que ha sido sometido han dado como resultado esta nueva lesión de Bale, que previamente había sido liberado por la selección de Gales para disputar los dos últimos partidos de clasificación para el Mundial de Rusia 2018, el viernes ante Georgia en Tiflis y tres días después en Cardiff frente a la República de Irlanda.

Actualmente, los dragones marchan segundos en el grupo D de clasificación para Rusia 2018 a cuatro puntos del líder Serbia, mientras que los irlandeses son terceros a un solo punto de los galeses.

Esta nueva lesión es la decimotercera que sufre Bale en cuatro años como jugador madridista, lo que de momento le ha hecho estar de baja un total de más de 250 días.

Esta temporada, el galés había participado en diez de los 12 partidos que ha disputado el Madrid entre todas las competiciones (siete en Liga, dos en Champions, dos de Supercopa de España y uno de Supercopa de Europa). Sólo se había perdido dos, y ambos por decisión técnica. Así, el galés no jugó la vuelta de la Supercopa de España, que estaba prácticamente decidida del lado del Madrid tras el 1-3 del Camp Nou, y tampoco participó ante el Alavés en Liga (1-2).

A continuación