Los jugadores del Barça B se burlan del filial del Espanyol por su descenso a Tercera

El Espanyol B ya es matemáticamente equipo de Tercera tras perder ante el Barça por 0-2 en el derbi catalán de filiales.

Libertad Digital

El derbi que este domingo enfrentó en la Ciudad Deportiva Dani Jarque a los filiales del Espanyol y el FC Barcelona(0-2), en partido correspondiente al Grupo III de Segunda B, terminó cargado de tensión. El equipo azulgrana que entrena Gerard López ganó para certificar el descenso de los pericos a Tercera. Durante el choque, se pudo ver a los chavales de La Masía mofándose del rival por la pérdida de la categoría.

Un gesto que no gustó nada al equipo blanquiazul que, para más inri, había hecho el pasillo a los culés tras haberse asegurado el liderato del grupo una jornada antes.

El resultado final fue de 0-2 (goles de Gumbau y Aleñá en el tramo final del encuentro) y, tras el choque, algunos de los presentes captaron a algunos jugadores barcelonistas dirigiéndose a la grada enseñándoles el pulgar hacia abajo, en clara alusión al descenso, y sacando a pasear un 'tres' con los dedos, demostrando que su mensaje se refería al descenso a Tercera.

El entrenador del Espanyol B, David Gallego, estalló tras el partido en rueda de prensa, asegurando entre otras cosas que muchos de los jugadores que hoy están en el Barça B no llegarán al primer equipo culé. "Los jugadores muchas veces se confunden. Son del Barça hoy, pero quizá mañana son del Reus. Esto da muchas vueltas, hoy estoy con este escudo y mañana sin escudo. Entonces, lo único que quiero es que la gente entienda eso", decía.

Cuando se le preguntó por el pasillo al Barça y el hecho de que sólo hubiera aplaudido un jugador perico, el meta Andrés Prieto, Gallego respondía: "Les hemos hecho el pasillo porque toca, porque somos un equipo señor. Pero sólo faltaría faltaría aplaudirles y hacerles la ola. Todos los culés estarían más contentos si les hubiéramos puesto la alfombra roja".

Además, el técnico del filial perico recriminó al jugador visitante Marc Cardona que fuera a consolar a un rival al acabar el partido: "Le dije que dejara de hacer el paripé".

A continuación