Asier Garitano: "Hay clubes que no son felices en ninguna categoría, pero el Leganés sí lo es"

El técnico del cuadro pepinero atendió en exclusiva a Libertad Digital. El club sigue tranquilo pese a la plaga de lesiones.

Dani Blanco / David Vinuesa

Asier Garitano es un hombre feliz y orgulloso de lo que está viviendo con el Club Deportivo Leganés. Ni siquiera la increíble y repentina plaga de lesiones de gravedad que está afectando a jugadores como Serantes, Robert Ibáñez o Diego Rico consiguen minar a un equipo que disfruta cada instante en Primera con la aspiración de seguir más años en la categoría de oro del fútbol español.

El Grupo Libertad Digital entrevistó en Butarque y en exclusiva al hombre milagro del banquillo pepinero: Garitano.

Entrevista a Asier Garitano, entrenador del Leganés

Pregunta: Tras lo sucedido con las lesiones y buscando el lado positivo entre tanto punto negativo, ¿esto puede unir aún más al vestuario?

Respuesta: No hay que darle más vueltas. Es una parte más del fútbol, pero sí es cierto que no es normal que en un equipo como el nuestro, en el que nunca había pasado nada parecido, pase todo lo que ha pasado en cinco días. Dos partidos, la lesión de Serantes, Robert Ibáñez, Diego Rico, Alex Szymanowski… Es normal que los futbolistas se vengan un poco abajo. Al final no queda otra que pensar en los jugadores que quedan, afrontar los partidos que faltan antes de Navidad, unirnos y competir.

P: Pidió en pretemporada un equipo que nunca bajase los brazos. ¿Ha conseguido lo que quería?

R: Siempre les digo que es fundamental esa actitud porque lo preocupante no es perder. Lo que me preocuparía es ver que no te queda algo a lo que agarrarte para afrontar el próximo partido. Luego habrá que corregir cosas, pero lo importante es que el grupo haga en el campo lo que se ha trabajado durante la semana, que crea en ello y que dé el máximo. Después, seguro que habrá que hacer retoques, pero siempre tenemos que ver el reflejo de nuestro trabajo. Hasta la fecha estoy muy contento con eso.

garitano.jpg

P: ¿Estaba preocupado o tenía un mal sabor de boca por no haber podido ganar en casa antes de hacerlo frente a Osasuna?

R: Hay que ver los rivales a los que nos hemos enfrentado. El primero en venir fue el Atlético de Madrid, sacamos un punto y todo el mundo estaba feliz pese a no tirar ni una sola vez a portería. Ante el Barcelona estuvimos bien apretando arriba e hicimos lo que habíamos ensayado aunque esa idea no nos diese para ganar. Frente al Sevilla perdimos la oportunidad de sumar por el gol de Sarabia. Con el Valencia fallamos un penalti para no perder. La Real, sólo hay que ver el partido que jugó ante el Barcelona. Hemos jugado ante los cinco primeros. Vamos a intentar equilibrar el ganar fuera con hacerlo en casa.

P: ¿El objetivo es sacar siempre algo positivo?

R: Es lo que decía anteriormente. No es importante el hecho de perder sino cómo lo hagas. Perdimos con el Barcelona, pero con 0-2 tuvimos opciones de meternos en el partido. A mí me gustó que con 0-3 en la segunda parte, el equipo no tirara la toalla, algo que pudimos hacer viendo lo que teníamos enfrente. En la última derrota ante el Espanyol, si no ves el partido, puedes pensar que nos dieron una paliza por 3-0, pero el equipo no estuvo mal. Se nos fue el partido en cinco minutos y estuvimos metidos hasta el final. Ese es el objetivo.

P: Han perdido ante los grandes y están ganando a equipos que se denominan de su 'liga’. ¿Eso refuerza al vestuario?

R: Para nosotros es muy importante. Ya se ve en la clasificación cuando han pasado 13 jornadas los equipos que, más o menos, van a estar arriba o abajo. Ante los conjuntos de la parte baja, sólo hemos perdido frente al Sporting y cuando era líder en la tercera jornada. Respecto al calendario, ya hemos jugado en casa contra equipos que están la mayoría entre los ocho primeros. En la segunda vuelta, que aún la desconozco porque acabo de llegar aunque me dicen que suele ser diferente a la primera, los equipos de nuestra liga tienen que venir a Butarque. Es mejor que vengan esos equipos en esas fechas porque creo que la salvación va a pasar por los partidos de casa.

P: ¿Ha asimilado lo que ha vivido en estos años con el Leganés?

R: Ha ido todo muy rápido. La idea la teníamos, pero era complicado. En Segunda B, primero queríamos hacer un equipo para estar entre los mejores. Conseguimos llegar al playoff y, ahí sí, el objetivo era subir. El Leganés nunca había pasado una eliminatoria de playoff en Segunda B, por ejemplo. En Segunda, primer año basado en la idea de mantenernos. En el segundo ya queríamos estar entre los mejores y cambiamos el perfil de la plantilla para hacerlo. Al final ascendimos. ¿Este año cuál es el objetivo? Mantenernos. Estamos bien.

P: ¿En el fútbol se tiene poca paciencia?

R: El fútbol es como es. Pasa con las lesiones o con la posibilidad de que la grada te acabe pitando. Puede pasar en cualquier momento aunque eso no me va a alterar. Nosotros sabemos lo que es el Leganés, los objetivos que tenemos y cuando esas cosas pasan, si pasan, se toman con naturalidad.

garitano2.jpg

P: El año pasado tuvieron muy pronto la presión por subir cuando se colocaron arriba, algunos les daban como favoritos y el equipo aguantó. ¿Es una muestra más del carácter del Leganés?

R: Reconozco que faltando unos tres o cuatro meses para el final, yo también marqué ese objetivo. En el vestuario lo teníamos fijado ya. Hacía falta también que la gente del Leganés viese que el objetivo era subir. Aquí la tendencia era negativa en algunas ocasiones y teníamos que cambiar esa mentalidad. El equipo estaba preparado para subir, seguir ganando y afrontar cualquier dificultad. Decían que si nos quedábamos en el playoff no íbamos a subir, pero el equipo estaba preparado. Al final subimos directos.

P: ¿Tarragona y Oviedo fueron claves?

R: Tarragona, Oviedo, la última salida ante el Mirandés, el Llagostera aquí… El equipo estaba preparado para subir directo y también en el playoff si se hubiese dado así. No era fácil en caso de no ascender directamente, pero el trabajo estaba ahí. Ahora estamos estructurando el club y eso no pasa de la noche a la mañana. Ves el estadio en la actualidad, los vestuarios… Incluso tenemos un campo de hierba para entrenar. Va todo muy rápido y hay que ir paso a paso.

P: El club ha sabido crecer. Eso no pasa en todos los equipos, ¿verdad?

R: Hay que estar contentos sabiendo quién eres y dónde estás feliz. Hay clubes que no están felices en ningún sitio. En Segunda B, no está contento nadie porque es un pozo. En Segunda, el Leganés estaba feliz. Yo notaba que jugando en esa categoría todo iba bien y que la gente estaba contenta porque entendían que, seguramente, ese era el sitio del Lega. Ahora nos ha dado por subir. ¡Es la bomba! ¿La afición quiere quedarse aquí en Primera? Seguro. Ojalá sea así muchos años más, pero lo importante es que el Leganés esté en el fútbol profesional.

P: ¿Es Alicante, sitio muy conocido por usted, un ejemplo de esa falta de perspectiva para crecer?

R: Yo estuve en Alicante trece años. ¿Cuál es el sitio del Hércules? Por poner un ejemplo conocido. Ellos no están contentos en ningún sitio. En Segunda B nadie lo está porque es un pozo del que hay que salir. Suben al fútbol profesional y tampoco están felices. Suben a Primera y no les vale. Quieren la Copa de la UEFA. Habrá que estar contentos en algún sitio. Hay clubes que no son felices en ninguna categoría, pero el Leganés sí lo es.

garitanovinuesadaniblanco.jpg

P: ¿Les ha costado fichar porque el Leganés aún no tiene un nombre o un lugar consagrado en Primera?

R: Ya nos pasó en Segunda el primer año. Yo hablé con varios jugadores que me dijeron que no querían venir. Muchos piensan que un recién ascendido puede bajar con facilidad. Esos mismos futbolistas me dijeron un año después que querían venir. Cuando llegas a Primera pasa lo mismo. Equipos recién ascendidos pueden parecer peligrosos. Al Eibar le pasaría lo mismo en su debut. Este periodo hay que pasarlo y si el Leganés mantiene la categoría dándole calidad en el día a día a ese perfil de jugadores, ya sea con más campos de entrenamientos o más equipamiento, por poner un ejemplo de ello, acabarán viniendo.

P: ¿Estuvieron cerca de venir jugadores cedidos de Barcelona, Real Madrid o Atlético de Madrid?

R: No, nunca. Cuando yo llegué aquí todo el mundo me decía que esos equipos nos iban a ceder muchos jugadores y que era un chollo. No nos han cedido ninguno. El Rayo sí lo hizo con Diego Aguirre cuando ascendimos a Segunda y sobre todo el Athletic con Eraso, Guillermo, Galarreta, Bustinza… Los chavales eligieron Leganés. Este año sigue Bustinza, viene Unai… El Athletic sí, pero Real Madrid o Atlético de Madrid, hasta la fecha y por lo que sea en ambas partes, ninguno.

P: ¿Cómo ve el nuevo Fair Play Financiero en el fútbol profesional español?

R: Está muy bien. En Segunda, el mercado les da a los que tienen más la posibilidad de elegir, al menos al principio, pero luego hay muy buenos jugadores y eso permite que la cosa se iguale y que sea una competición tan chula. En Primera también está bien porque a nosotros nos han hecho pasar de 4 a 45 millones de presupuesto. Aún así, te das cuenta de que la diferencia es abismal. El mercado ya no es el mismo. En Primera, no hay casi posibilidad de acercarte a clubes como Barcelona, Real Madrid, Atlético, Sevilla, Valencia, Real Sociedad… Llegamos hasta donde llegamos, pero merece la pena.

A continuación