El Reus pide perdón y quiere repescar al juvenil que expulsó por animar al Nàstic

En un acto loable, el máximo accionista de la entidad asume el error y quiere tomar medidas para dar marcha atrás. 

LD/ Efe

El Reus Deportiu, a través del máximo accionista de la entidad, Joan Oliver, ha pedido disculpas al jugador juvenil Rubén Sánchez por haberle expulsado del club a raíz de vestir la camiseta del Gimnàstic de Tarragona durante el derbi disputado en el Municipal.

"Hemos cometido un error y lo asumimos. Ha sido un error de fondo y forma. Las personas que tomaron la decisión no la consultaron previamente y vamos a tomar medidas", ha explicado Oliver durante la renovación del máximo goleador del equipo, Fran Carbia, por tres temporadas.

El Reus Deportiu quiere iniciar en los próximos días conversaciones privadas con la familia del joven jugador expulsado para intentar que éste vuelva a la disciplina rojinegra. "No hemos dicho nada estos días porque hemos esperado que el foco mediático se rebajara", ha señalado Joan Oliver, que ha reiterado en diferentes ocasiones que todo lo acontecido ha sido un "error" por el que pedían "perdón".

Disculpas que la familia del joven jugador ha aceptado, aunque después de las formas que utilizó el Reus para echar a Rubén Sánchez, y que en su día denunció la familia, parece poco probable que el jugador regrese al club rojinegro.

El conflicto se produjo hace unos días cuando, como consecuencia del primer derbi tarraconense en segunda división entre el Reus y el Nàstic, el joven jugador acudió al campo de su equipo acompañado de amigos y con la camiseta del Nàstic, por el que siente mucha proximidad, ya que es socio y aficionado, así como su familia.

A continuación