Suso hace historia en el derbi de Milán e incumple su promesa de caminante

El gaditano destapó el tarro de las esencias con dos goles que sirvieron al milán para firmar tablas con el Inter. 

Libertad Digital

Una de las mejores noticias del nuevo Milán esta temporada es el rendimiento del español Suso. El mediapunta zurdo aporta calidad, desborde, asociación y fantasía en tres cuartos de cancha.

Suso brilló con luz propia

Este domingo, el ex de Almería, Liverpool y Genoa se coronó ante su afición con dos pipazos ante el eterno rival, el Inter, en el famoso Derbi della Madonnina. El partido finalizó con empate a dos y al bueno de Suso le quedó un sabor agridulce, ya que sus dos golazos no sirvieron para dar los tres puntos al conjunto rossonero por un tanto in extremis de Perisic.

hqdefault.jpg

El primer gol de Suso fue una obra de arte. El zurdo recibió el balón desde Bonaventura y con una preciosa rosca batió a Handanovic desde la frontal del área. El 1-0 encendió el partido en la reanudación: Candreva puso las tablas en el 54' con un derechazo desde 25 metros, pero los nerazzurri ni tuvieron tiempo para celebrarlo. Cuatro minutos después, tras un pase de Bacca, otra vez Suso se deshizo de Miranda con una maniobra llena de clase y con un chut raso firmó su histórico doblete.

El gol en el último suspiro de Perisic amargó la despedida de Berlusconi, que presenciaba como presidente rossonero su último derbi.

Incumplió su promesa

Suso cumplió con su profecía. El gaditano, que hizo historia al convertirse en el segundo español en marcar goles en un derbi de Milán tras Luis Suárez, hace tres días vaticinó que marcaría dos goles ante el Inter y prometió que si lo conseguía "volvería a casa andando".

Tras el doblete ante el Inter, rompió la promesa. Tras finalizar el partido se justificó: "La apuesta era si ganábamos el partido, y no fue así. Volveré a casa en coche", aseguró.

Suso reside en las proximidades de la ciudad deportiva del Milán y el partido se disputó en San Siro, por lo que el futbolista debía haber recorrido más de 40 kilómetros andando aproximadamente, lo que corresponde a casi nueve horas de paseo. Para hacer el camino, mejor hacia Santiago, debió pensar el bueno de Suso.

A continuación