El último Mundial sin Argentina: la historia puede repetirse

En 1970 Argentina se quedó por primera vez sin clasificarse para un Mundial. Situación que guarda muchas similitudes con la que vive en la actualidad.

Tolo Leal

Argentina está contra las cuerdas. Después de su aplastante derrota ante Brasil, su situación en el clasificatorio para el Mundial de Rusia es muy mala, tanto por clasificación –ahora mismo está fuera de los puestos que dan acceso al Mundial- como, sobre todo, por sensaciones, con un Bauzá que no termina de encontrar su sitio, y un combinado en el que todos, incluido Lio Messi, son hoy cuestionados.

De no ganar el miércoles en casa ante Colombia –segundo clasificado- las cosas se tornarían muy complicadas para la albiceleste. Y por mucho que muchos digan que un Mundial no es lo mismo sin Argentina, no sería la primera vez que sucediera. Aunque para ello hay que remontarse muy atrás.

Concretamente, a 1970, cuando el campeonato se disputó en México. Esa fue la primera y última ocasión en la que Argentina no se clasificó para un Mundial, pues hay que recordar que sus ausencias en Fracia 38, Brasil 50 y Suiza 54 se produjeron por decisión propia.

Y fue muy convulsa. Porque Argentina ya era una potencia futbolística –en el Mundial anterior había sido apeada en cuartos, y sólo 8 años más tarde saldría campeona del mundo-, y porque la clasificación se jugaba en casa. De la mano del ahora seleccionador Adolfo Pedernera, histórico jugador de River Plate –y de quien Di Stéfano siempre dijo que fue el mejor futbolista que vio jamás-, Argentina recibía en Buenos Aires a la Perú de Teófilo Cubillas, Hugo Sotil o Héctor Chumpitaz.

La consigna era clara: tras conseguir una única victoria en tres partidos en su grupo de clasificación –junto a Bolivia además de Perú-, había que ganar en casa a los peruanos para buscar el triple empate a puntos y, de ese modo, forzar el desempate. Pero Argentina sólo pudo conseguir un empate a dos, ante una Bombonera atónita.

Muchas similitudes con la actualidad

Aquella convulsa e histórica eliminación guarda muchas similitudes con la situación actual. Antes de aquella cita, la AFA atravesaba una profunda crisis, cambiando de manos hasta en cuatro ocasiones durante tres años, tras una pésima administración en un contexto dominado por la oscura dictadura de Onganía.

Hoy, la AFA es dirigida por una comisión normalizadora, con Armando Pérez al frente, que llegó al trono tras la muerte de Julio Grondona en 2014, después de 35 años como presidente de la AFA, y con muchas acusaciones referidas a administración fraudulenta y lavado de dinero. Su lugar lo ocupó durante poco tiempo Luis Segura, hasta la entrada de Armando Pérez en julio de 2016. Desde entonces, las polémicas surgidas en torno a la Asociación de Futbolistas Argentinos han sido varias, llegando incluso a la amenaza de su expulsión de los torneos internacionales.

Además, en 1969 el seleccionador argentino era Humberto Maschio, quien dimitió un mes antes de la fase de grupos. La solución de urgencia fue Pedernera, incapaz de revertir la situación. Algo similar a lo que está sucediendo ahora con Edgardo Bauza, sustituto de Martino al frente de la albiceleste por los malos resultados cosechados por éste con la competición ya comenzada, y a pesar de no estar entre las primeras opciones. Simeone, Sampaoli, Bielsa, Pocchettino, Bianchi…estaban por delante. Hasta la fecha Bauza sólo ha conseguido una victoria en cinco encuentros, con dos derrotas en los dos últimos partidos.

Y para rizar el rizo con la situación actual y la vivida en 1970, el último partido de la fase de clasificación para el Mundial de Argentina en casa será…ante Perú. La que la eliminó por última vez antes de un Mundial. La que dio la campanada en Buenos Aires. La que, una vez más, podría transformarse de verdugo inesperado.

A continuación