Van Persie: "Tengo un pequeño desgarro, pero el ojo no está afectado"

El médico confirmó que el delantero holandés sufrió un desgarro y sangró por los párpados, pero el último parte descarta mayores problemas. 

Libertad Digital

Robin Van Persie, delantero holandés del Fenerbahce, no perderá el ojo izquierdo tras recibir un codazo en el transcurso del encuentro que disputó su equipo en el campo del Akhisar Belediye, de la décima jornada de la Liga de Turquía.

Pasada la media hora de partido, el holandés, que abrió el marcador para su equipo poco antes, fue golpeado con el codo por el francés Abdoul Sissoko en la pugna por un balón dividido. El atacante fue retirado del terreno de juego rápidamente y sustituido por el nigeriano Emmanuel Emenike.

El médico del club de Estambul indicó que el jugador holandés, que fue trasladado a un hospital, sufrió un desgarro y sangró por los párpados y que existía el riesgo de que pudiera perder el ojo izquierdo. Sin embargo, el último parte médico descartó esta posibilidad y el ariete se recuperará sin mayores problemas.

A continuación