Alarma en Holanda por el posible efecto cancerígeno del césped artíficial

Deben confirmar si los carcinógenos de los gránulos de caucho utilizados en el césped, pueden terminar en el cuerpo de los deportistas.

Libertad Digital

Atónitos y temerosos. Así se encuentran en Holanda muchos equipos amateurs ante la posible relación de ciertas sustancias presentes en el césped artificial de los campos de fútbol y los efectos cancerígenos.

La Real Real Asociación de Fútbol de los Países Bajos (KNVB) ha pedido realizar más investigaciones para confirmar si los gránulos de caucho, fabricado con nuemáticos viejos y utilizados en el césped artificial, pueden terminar en el cuerpo del futbolista.

Aunque ya en 2006 la KNVB encargó un informe a la consultora Industox, los resultados fueron "demasiado generales", precisó DutchNews.

A principios de 2016, la Comisión Europea ordenó una investigación sobre las consecuencias de utilizar productos de caucho, incluidas las pequeñas partículas en el césped artificial, cuyos resultados se publicarán a finales de este año.

Además, en Estados Unidos, el gobierno ha encargado un informe similar. El profesor de la Universidad de Utrecht, Martin van den Berg, lo tiene claro:"Como toxicólogo, no jugaría en esos campos porque no podemos realizar una evaluación adecuada de los riesgos".

Por el momento, una treintena de clubes de fútbol amateur ya ha suspendido en Holanda los encuentros hasta nuevo aviso por el posible daño para la salud.

A continuación