El policía de Olot que multó a la Guardia Civil es el padre del portero del Espanyol

Pau López, internacional sub 21 y portero del Español es uno de los cuatro hijos del diácono separatista jefe de la policía nacional.

Pablo Planas (Barcelona)

El perfil del guardia municipal que multó a la Guardia Civil por aparcar delante del ayuntamiento de Olot en el curso de un registro del caso 3% se multiplica por momentos. Ignasi López Clevillé, jefe de la policía local de la localidad gerundense es el padre del portero del Español, Pau López, una joven promesa que ya ha debutado en la selección española sub 21.

Tras unos inicios de campaña un tanto accidentados al ser el portero más goleado, Pau cerró su cuenta en Twitter harto de los insultos y de la presión. Sin embargo, el pasado sábado en la victoria del Español frente al Betis a domicilio cuajó una soberbia actuación y sólo encajó un gol.

Su padre es el protagonista de una de las noticias del día, pues tuvo la humorada de multar a dos vehículos de la Guardia Civil que participaban en el registro del Ayuntamiento. No es de extrañar, dada su filiación. Fue candidato de "Junts pel Sí" y en su calidad de diácono permanente ordenado en la catedral de Gerona firmó una carta a favor del proceso separatista. Su acción puede acarrearle consecuencias profesionales y judiciales graves porque no se puede multar a vehículos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en acto de servicio, circunstancia legal que consta en el temario de oposiciones para cualquier policía.

A continuación