David Silva tuvo que ser retirado en camilla, con collarín y máscara de oxígeno, tras un brutal codazo

El jugador canario recibió el golpe en el rostro, lo que provocó que tuviera que dejar el campo. Tras las pruebas médicas, está en perfecto estado.

Dani Ortín

Hay golpes que duelen y otros que duelen más. Y el que ha recibido David Silva es de los duros. Un codazo en el rostro, sin mala intención, del senegalés Cheikhou Kouyaté del West Ham, dejó noqueado al centrocampista del City.

Tras el golpe, el canario quedó tendido en el suelo y tuvo que ser atendido para, posteriormente, ser retirado en camilla y con un collarín y una máscara de oxígeno tras el duro golpe recibido.

Afortundamente, tras las correspondientes pruebas médicas, el jugador del City, cuyo partido ganó por 2 a 0 al cuadro londinense, Silva se encuentra en perfecto estado, tal y como él mismo reconoció en twitter. "Muchas gracias a todos por los mensajes de apoyo. Todas las pruebas han salido bien y ya me encuentro en casa. ¡Lo más importante, los tres puntos!", dijo el jugador canario.

A continuación