Play

Sergio Ramos: "El Real Madrid es el equipo de Dios y del mundo"

"Es indiferente para nosotros que cambien al árbitro. No importa quién pite", destaca el sevillano.

Libertad Digital

El Papa Francisco es reconocido seguidor de San Lorenzo, rival del Real Madrid en la final del Mundial de Clubes, pero Sergio Ramos dice que el conjunto blanco "es el equipo de Dios y del mundo".

"Soy cristiano y también creo, pero en el fútbol no suele servir de mucho", respondía el sevillano al ser preguntado por la influencia divina que puede tener el hecho de que Francisco I sea seguidor de Ciclón.

"San Lorenzo y todos los argentinos viven el fútbol de una manera muy intensa; es lo bonito, que cada uno defienda a su equipo. Yo, como madridista, defiendo lo mío y vamos a intentar dar una alegría a nuestros aficionados aunque el Papa sea de San Lorenzo", añade. "En semifinales, desde el calentamiento, nos sorprendimos por el calor de la afición, parecía que estábamos en casa. El Real Madrid es el equipo de Dios y del mundo, tiene aficionados por donde va y debemos recompensarlo", señala Ramos, que dice que no se quiere "perder una final" que no ha "podido jugar nunca".

Entrena con normalidad

Y es que el andaluz no había podido entrenar con sus compañeros desde que sintiera la sobrecarga muscular en la semifinal del pasado martes ante el Cruz Azul mexicano (0-4), en la que marcó el primer gol del partido. El defensa de Camas ha tenido reposo total, trabajando con los fisioterapeutas del club para llegar a tiempo a la final.

"La sensación estos dos días ha sido bastante buena, hay un entrenamiento previo hoy y hay que valorar cómo me encuentre y el riesgo, pero es lo que menos me preocupa", dice Ramos. "Hay que ir paso a paso, partido a partido, es una final que no he tenido oportunidad nunca de jugarla y es una motivación mayor. Si hay riesgo grande uno se lo piensa, pero hay un entrenamiento en el que hay que ver las sensaciones que voy teniendo", sentenciaba.

A continuación