Ver

Así se motivó Jesé durante casi nueve meses

La automotivación ha sido la base de su fortaleza mental que le ha llevado a superar dos operaciones o el incendio de su casa.

Sergio Valentín

"El pasado no se borra ni se cambia. Simplemente se acepta". Esta es una de las decenas de frases que Jesé Rodriguez se ha repetido una y otra vez en su cabeza durante los últimos ocho meses y medio. Desde que cayera lesionado ante el Shalkea 04, ha tenido que superar dos intervenciones quirúrgicas, el incendio de su casa y ver desde la tele como sus compañeros de la sub 21, se quedaban fuera del campeonato de Europa.

Desde aquel 18 de marzo en el que se lesionó la rodilla, Jesé no ha parado de trabajar cuerpo y mente para volver a ser el mismo. "Mi rodilla está bien, me duelen más los isquios por correr media hora" se defendía en zona mixta. Ha tenido que ver por televisión casi 40 partidos de su equipo y para no venirse a bajo, Jesé ha contado con varios apoyos fundamentales.

Cuerpo médico

El fisioterapeuta Charly Heredia ha sido la persona que más tiempo ha pasado con Jesé en estos meses. Ha sido su bastón en quien apoyarse en las primeras semanas y su psicólogo en las últimas cuando el jugador quería reaparecer cuanto antes. El fisio ha estado con Jesé en Valdebebas, en el domicilio del jugador y le ha acompañado a Canarias en verano.

Ha sido tan importante para él, que le dedicó el gol ante el Cornellá. También ha sido importante el recuperador Bernardo Requena, profesional que ha contratado el Real Madrid sólo para que Jesé volviera en las mejores condiciones.

Música y filosofia

El reggaeton es la música que le gusta a Jesé. Cuando cayó lesionado, formaba parte del grupo Big Flow y ahora ha anunciado que comenzará su carrera en solitario a partir del 2015 como "Jey M". Está componiendo canciones y prepara colaboraciones con otros productores. La música ha ocupado mucho de su tiempo muerto.

Muchos jugadores se vienen abajo cuando sufren una lesión tan grave y duradera. No ha sido el caso de Jesé que todas las semanas se automotivaba con frases que él mismo creaba. Estos son algunos ejemplos:

"Para llegar a lo más alto siempre hay que sufrir, cuánto más grande sea la montaña que escales, más grade será tu beneficio".

"Cuando estés a punto de rendirte, acuérdate de todos aquellos que no confiaban en ti".

"Estar en forma es 100% mental. Tu cuerpo no podrá ir donde tu mente no lo empuje"

"Los problemas se deben convertir en retos, nunca en obstáculos"

"Mi futuro siempre ha sido mejor que mi pasado, por eso camino hacia adelante sin miedo"

El vestuario y su familia

Durante la lesión, Jesé nunca ha estado sólo. De eso se ha encargado su familia y sus amigos que no le han dado la espalda ni cuando tuvo que mudarse a un hotel tras el incendio de su casa. En Canarias, tuvo el refugio de su familia. Uno de sus hermanos se trasladó a Madrid donde tiene a sus amigos más íntimos.

Sus compañeros y amigos del Real Madrid le han apoyado durante estos meses. Arbeloa, Sergio Ramos y Marcelo han sido los que más encima de él han estado. Jesé ha vuelto y con él, "el bichito" que es como le apodan en el vestuario.

A continuación