El original castigo de Alan Archibald, del Partick Thistle escocés, a sus futbolistas

Alan Archibald, entrenador del Partick Thistle, obliga a sus futbolistas a llevar disfraces ridículos si aprecia falta de intensidad.

Libertad Digital

El Partick Thistle, un modesto club que milita en la Premier League escocesa, ha saltado a la fama gracias a los peculiares métodos de su entrenador. A Alan Archibald, que fue jugador de este equipo y del Dundee United, no se le ha ocurrido otra cosa que castigar la falta de intensidad de sus futbolistas obligándoles a llevar disfraces ridículos en las sesiones de entrenamiento.

Así, en los últimos días se ha podido ver a Jake Carroll con un disfraz que simulaba el interior del cuerpo humano, o a Gary Fraser como una bailarina de ballet con un vestido y tutú rosas.

Sin duda el castigo más sonrojante que se ha visto en el fútbol escocés y posiblemente en el fútbol mundial.

A continuación