El milagro del Southampton

Hace cuatro temporadas estaba en la League One. Ahora es segundo en la tabla tras el Chelsea y el equipo menos goleado de la Premier.

Dani Ortín

Ni Manchester City, ni Arsenal, ni Liverpool, ni mucho menos Manchester United. El único equipo en Inglaterra capaz de seguir el ritmo del Chelsea de Mourinho es el Southampton, la auténtica revelación de la Premier. Un equipo que hace apenas tres años jugaba en la League One (la Segunda B inglesa) y que ahora es segundo a cuatro puntos del cuadro londinense.

Un sorpresa, un truco de fantasía dentro de un mundo marcado por la economía donde muchos equipos tratan de hacer encajes de bolillos para cuadrar presupuestos. Pero el Southampton, equipo de la misma ciudad, situada al sur de Inglaterra y oeste de Londres, ha sabido rehacerse tras perder a cinco de sus mejores futbolistas.

Sin sus cinco mejores jugadores

¿Se imaginan que el Real Madrid o el Barcelona tuvieran que jugar la temporada siguiente sin su técnico y sin cinco de sus estrellas? Pues eso está haciendo el Southampton, que tras subir en 2011 de League One a Championship; al año siguiente, directos a la Premier. El primer año en esa categoría acabaron decimocuartos. Al año siguiente -es decir, la temporada pasada- fueron octavos, cuando a estas alturas marchaban terceros en la clasificación. Ahora, en la décima jornada, son segundos, firmando uno de los mejores inicio en la historia del club. Y todo ello tras desprenderse de sus mejores activos: Pochettino, su entrenador, se marchó al Tottenham. Y también dejaron el equipo Lallana, Shaw, Chambers, Lambert y Lovren, dejando en las arcas más de 100 millones de euros.

Y siguiendo una política inteligente de ajustes presupuestarios, sólo han gastado poco más de 50 en refuerzos como los de Shane Long, Tadic, Forster, Gardos y Pellé, la incipiente nueva estrella italiana, a pesar de sus 29 años. Junto a éstos, algunas cesiones como la de Alderweireld, del Atlético, o Bertrand, del Chelsea . A ellos, hay que unir gente que sigue como Fonte y Schneirderlin, que jugaban ya en League One con el Soton, y que este último ya es habitual incluso en las convocatorias de la selección de Francia; más la perla Jay Rodríguez, que de no haber tenido una lesión, habría acudido con Inglaterra al Mundial. Y todo ello de la mano del holandés Ronald Koeman.

Equipo de cantera

Un trabajo meticuloso y bien pensado, que hace que tras diez jornadas sean la mejor defensa de la liga, con sólo 5 goles en contra, y 21 a favor, tan sólo superado por el propio Chelsea.

En la última jornada ganaron 0-1 al Hull City, gracias al gol de Wanyama, una de las grandes revelaciones del equipo. Pero el pasado 18 de octubre le endosaron un escandaloso 8-0 al Sunderland, algo que abochornó tanto a sus rivales, que los propios jugadores del Sunderland pagaron el coste del desplazamiento y la entrada a sus aficionados, 2.500, sumando unos 74.000 euros.

No hay que olvidar, además, que el Soton es un equipo que apuesta por la cantera. Aquí han debutado jugadores como Gareth Bale, que lo hizo con 16 años; Walcott y Oxlade-Chamberlain, también con 16; así como Shaw, con 17, o Lallana, con 18.

De seguir la evolución mantenida en las anteriores temporadas, que nadie descarte que el Southampton acabe esta temporada dentro de puestos europeos. Ya fue el mejor de los no grandes, tras Chelsea, Liverpool, City, Arsenal, Everton, Tottenham y Manchester United. Una evolución sostenida y mantenida, con la clave del éxito. Lejos queda el año 1984, cuando finalizaron segundos en la liga inglesa (todavía no era Premier). Pero a este ritmo, siguiendo con esta tendencia, y teniendo en cuenta que menos Chelsea, los demás titubean y no dan un paso hacia adelante, el Soton es un claro aspirante. De momento, el milagro rojiblanco -sí, como el Atlético-, ya está dando sus primeros frutos.

A continuación