Simeone: "No me desagrada que un equipo gane a balón parado"

El técnico argentino recupera a Gabi contra el Getafe, pero smantiene las bajas de Ansaldi y Tiago.

LD / Efe

El argentino Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, ha destacado que con el francés Antoine Griezmann están "ante un desafío mutuo", en la idea que tiene de que sea un "jugador mucho más completo", no sólo un futbolista de banda, y resaltó que con "su conducción el rival empieza a tener zozobra".

"Él es un jugador de banda, acostumbrado a esas diagonales desde el fondo, y yo creo que puede ser un jugador mucho más completo que sólo un futbolista de banda. Para eso hace falta trabajo, que gire y que aproveche su conducción. A mí lo que más me gustó, más allá del gol, fue eso, que conduzca y que convierta en juego ofensivo el traslado de la pelota con la velocidad que lleva el balón", analizó.

"Nosotros no tenemos jugadores de esas características, salvo Juanfran, que nos puede ofrecer eso, como posiblemente Cerci o el Cebolla, pero como características técnicas Griezmann nos permite que en su conducción el rival empiece a tener zozobra. El otro día encaró, creo situaciones incómodas para el rival y eso es lo que queremos de él", valoró antes del entrenamiento vespertino.

El croata Mario Mandzukic también intervino bien en el área en el partido del pasado miércoles en la Liga de Campeones contra el Malmoe, con un gol en el primer palo a centro de Koke. "Seguramente Mandzukic no tiene las características de Diego Costa de finalizar con carrera, con espacios y con profundidad, pero sí nos ofrece la posibilidad de que llegue mucha más gente desde atrás", explicó.

"Las características de los jugadores hacen que el fútbol sea más directo o menos directo y, consecuentemente, con eso el equipo va mejorando. El otro día con el Espanyol lo había hecho bien, con el Sevilla lo mismo, con el Juventus ni hablar y con el Malmoe repitió un primer tiempo bueno y un segundo tiempo muy bueno, basado en generar llegar con más gente dentro del área y buscando las posibilidades que nos dan los delanteros", prosiguió el entrenador.

"Para Mandzukic, hacer un gol en el primer palo fue muy importante, porque también leyó de distinta manera otra situación de sus compañeros. Y eso nos da más posibilidades", añadió Simeone, cuyo equipo anotó cuatro de los cinco goles de jugada por abajo y sólo uno de estrategia, la forma en la que habían llegado la mayoría de sus goles durante la actual temporada.

"Siempre el fútbol es muy amplio y todos tenemos la posibilidad de opinar más allá de que se entienda más o menos. A mí no me desagrada cuando un equipo resuelve todos los partidos de pelota parada, porque es una herramienta más que tiene el fútbol. Después, si a uno le gusta más resolver los partidos con jugadas bienvenido sea. Son distintas maneras pero son herramientas que uno como entrenador y como equipo tiene que tratar de potenciar", explicó.

"Nosotros intentamos potenciar todas, pero está claro que una de las fuertes que hemos tenido siempre ha sido la pelota parada. No por una cuestión de trabajo. Más allá de que esté trabajada hay buenos golpeadores y buena gente que cabecea", remarcó Simeone, que también habló de Alessio Cerci y su evolución en esta temporada.

"La llegada de Cerci (al equipo) fue muy sobre el final (del mercado de fichajes), no había tenido un trabajo importante sobre todo para sus características, necesita un tiempo, está trabajando muy bien y el fútbol siempre termina pagando el trabajo. El otro día en los minutos que jugó se mostró como un jugador que tiene cosas diferentes. Esperamos que siga creciendo y que nos dé las posibilidades y necesidades por las que pensamos en él para estar acá con nosotros", prosiguió.

Este domingo espera el Getafe en el Coliseum Alfonso Pérez. "Está trabajando mejor y se está armando mejor como equipo. Contra está trabajando muy bien, es muy trabajador, fuerte de carácter y con mucho contagio para sus chicos. De mitad de cancha hacia adelante tiene cosas interesantes", repasó.

También fue preguntado por la hora fijada para el entrenamiento de este sábado del Atlético, las 17.00 horas, que probablemente les impedirá ver el inicio del clásico entre el Real Madrid y el Barcelona, que comenzará a las 18.00.

"Nosotros valoramos que entrenando a la mañana jugando a las nueve de la noche queda un día y medio sin trabajo. Y pensamos que la mejor manera de llegar al partido es entrenando hoy para tener un día solo de espacio para adelante, no por otra cosa. Si hubiese jugado el Bayern Múnich y el Borussia Dortmund hubiéramos puesto la misma hora", concluyó.

A continuación