Verstappen le gana el Mundial de Fórmula 1 a Hamilton en la última vuelta

El holandés adelantó a su rival en la última vuelta para ganar la carrera y el Mundial. Carlos Sainz sube al podio y acaba quinto en la general.

Libertad Digital

Sencillamente espectacular el desenlace del Mundial de Fórmula 1 con la última carrera de la temporada que hemos vivido este domingo en el Gran Premio de Abu Dhabi. El título es para el holandés Max Verstappen (Red Bull), que se proclamado campeón del mundo por primera vez tras ganar en Yas Marina por delante del británico Lewis Hamilton (Mercedes), que aspiraba a su octavo Mundial.

El holandés y el inglés llegaban al duelo final en Emiratos Árabes empatados a 369,5 puntos. La ayuda del mexicano Sergio Checo Pérez (Red Bull) frenando a Hamilton, que había conseguido adelantar a Mad Max en la salida, y un oportuno coche de seguridad a falta de cuatro vueltas, que le permitió pasar por boxes —cambiando así Verstappen neumáticos para el asalto final y terminar superando al británico—, le permitieron resolver a su favor una espectacular última cita.

De esta manera, Max Verstappen se convierte en el trigésimo cuarto campeón del mundo de Fórmula 1 y se convierte en el primer campeón distinto de Hamilton desde 2016, cuando Nico Rosberg interrumpió la dictadura de su compañero de Mercedes en el palmarés del gran circo.

El madrileño Carlos Sainz (Ferrari) ha subido al podio al acabar en tercera posición, logrando así quinto puesto en la general final del Mundial de pilotos, mientras el asturiano Fernando Alonso (Alpine), emocionado por El Plan de 2022, terminó octavo.

Hamilton adelanta en la salida, Checo le frena

La tensión por el campeonato no ofreció ningún momento de tregua, y la polémica se desató en cuanto se apagaron los semáforos en Yas Marina. En una magnífica salida, Hamilton adelantó al 'poleman' Verstappen, que se quedó clavado, para liderar la cita; el holandés reaccionó y fue a por su rival, y todo estalló en la curva 5.

Allí, Verstappen se tiró con todo por el interior para superar a Hamilton, pero con su rueda delantera derecha echó fuera del trazado al británico, que se saltó la curva y siguió liderando. La pelota pasaba al tejado de la FIA. "Los comisarios lo han revisado, Hamilton ha sido forzado por Verstappen y se ha determinado que no hace falta investigación", declaró por radio el director de carrera de la Fórmula 1, Michael Masi, tras la reclamación de Red Bull. "Esto es increíble", señalaba un enfadadísimo Verstappen.

A ritmo de vuelta rápida, el heptacampeón del mundo aumentó su renta hasta los cinco segundos, momento en el que el holandés entró en boxes para cambiar neumáticos. Era la vuelta 16, y solo un giro después paró el británico. Entonces se activó la estrategia de Red Bull. "Hamilton ha parado, plan B", le decían desde el garaje del equipo de la marca energética a Pérez, que pasaba a liderar la carrera. Al mexicano, con las gomas gastadas, se le encomendó frenar a Hamilton, y realizó su trabajo a la perfección.

En una lección de pilotaje impresionante, frustró una y otra vez los intentos de adelantamiento del de Mercedes, reduciendo la ventaja de este con su compañero Verstappen de 8 a 1,3 segundos en el momento en el que finalmente fue superado. "'Checo' es una leyenda", apuntó Verstappen después de sobrepasar sin oposición a su compañero de equipo para iniciar una nueva persecución a su adversario.

Sin embargo, Hamilton volvió a ampliar su distancia y a marcar vueltas rápidas. Solo la aparición de un safety car virtual en la vuelta 38 por un accidente de Nicholas Latifi (Williams) cambió el guion en Yas Marina.

Mientras Hamilton se mantenía en pista, Verstappen decidió entrar y montar el compuesto duro. Poco a poco, fue recortando tiempo por vuelta, quedándose a poco más de 11 segundos con ocho giros por delante. El británico parecía encaminado hacia la victoria y el título, pero el incidente de Latifi hizo desmoronarse su castillo de naipes cuando salió, ahora sí, el coche de seguridad.

El inglés repitió la jugada y no entró en boxes, pero sí Verstappen. Neumáticos duros y gastados contra blandos y nuevos. En el aire, la incertidumbre de si la carrera acabaría tras el coche. Y el destino quiso que el Mundial más emocionante de la historia se resolviese en la última vuelta. En cuanto se apartó el safety car, Verstappen se lanzó a por Hamilton, que aguantó en las dos chicanes pero no pudo frenarle antes de la llegada a la larga recta de Yas Marina, donde el holandés tomó el control para convertirse en nuevo campeón.

Mercedes buscó el título en los despachos

Horas después de acabar la carrera, la FIA desestimó las reclamaciones del equipo Mercedes tras todo lo ocurrido en el Gran Premio, donde salió campeón del Mundial de Fórmula 1 el neerlandés Max Verstappen (Red Bull).

Mercedes, que vio escaparse el título de Hamilton en la última vuelta, presentó una protesta formal ante la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) por una supuesta infracción del holandés bajo bandera amarilla, alegando que el procedimiento de arrancada tras el coche de seguridad de las últimas vueltas de la prueba no se ajustó a reglamento.

"Mercedes ha protestado contra la clasificación establecida al final de la competición en relación con supuestas infracciones de los artículos 48.8 y 48.12 del Reglamento Deportivo de la FIA", informó la F1 tras la carrera. Sin embargo, desde la FIA apuntaron que el director de carrera no violó el reglamento como reclamaba Mercedes, para que se eliminara la clasificación de la última vuelta y establecer las posiciones finales en base a la vuelta anterior a la marcha del coche de seguridad, en la que Hamilton rodaba todavía primero.

El título del neerlandés no se mueve pese a largas reuniones entre los dos equipos y la FIA después de la bandera a cuadros. Con todo, Mercedes aún tiene la opción de apelar lo ocurrido con ese coche de seguridad que dejó una vuelta para decidir el Mundial. El equipo alemán reclamó también que Verstappen llegó a adelantar, aunque fuera por milímetros, el coche de Hamilton antes de la resalida.

A continuación