Alfa Romeo ficha a Guanyu Zhou, el primer piloto chino en la historia de la Fórmula 1

Zhou, de 22 años, llega con un importante patrocinio bajo el brazo —se habla de unos 30 millones de euros—. Será el único novato en 2022.

Libertad Digital

China aterriza en la Fórmula 1. La escudería Alfa Romeo ha hecho oficial el fichaje del piloto Guanyu Zhou, de 22 años, que se convierte en el primer piloto chino en la historia del gran circo.

El piloto de Shanghai pasará a conformar su tándem de mayor jerarquía en el próximo campeonato, en sustitución de Antonio Giovinazzi. Y es que Zhou tendrá como compañero de equipo al finlandés Valtteri Bottas, que se despide de Mercedes tras cinco temporadas junto al heptacampeón mundial Lewis Hamilton.

"He cumplido un sueño de mi infancia", ha reconocido Zhou, quien marcha segundo en la actual campaña de la Fórmula 2, con sonados triunfos en Bahréin y Silverstone. A falta de dos fines de semana, en Arabia Saudí y Abu Dhabi, el piloto chino se encuentra de lleno en la puja por el título tras el volante de un Virtuosi Racing, a 36 puntos del australiano Oscar Piastri.

"Desde que era pequeño quería ascender hasta la cúspide del deporte que amo. Es un privilegio empezar mi carrera en la F1 en un equipo tan icónico y que ha contado con tantísimo talento joven a lo largo de los años", afirma sobre Alfa Romeo.

Su pasión por los coches es una cuestión casi genética. A pesar de que han velado con un celo desmesurado por su privacidad, los Zhou, originarios de la provincia de Shandong, han amasado una gran cantidad de dinero en la industria automotriz. Su padre y su tío son dueños de 23 empresas repartidas por China, de las que al menos dos tienen un capital que supera los 1.000 millones de yuanes (más de 138 millones de euros), además del mayor circuito de karts de esa provincia, ubicado en Weifang.

Guanyu Zhou, que como la mayoría de pilotos empezó destacando en los karts —en su caso desde los ocho años—, llega con un importante patrocinio bajo el brazo gracias al tremendo poder adquisitivo de su familia: se rumorea que es de cerca de 30 millones de euros.

El director ejecutivo (CEO) de la Fórmula 1, Stefano Domenicali, se muestra satisfecho por la incorporación de un piloto chino al circuito: "Es fantástico, tanto para este deporte como para los millones de aficionados chinos, que ahora tendrán un héroe nacional al que apoyar durante toda la temporada (...) Debemos mantener el entusiasmo de todos los fans chinos en 2022″, ha agregado.

En la misma línea se ha expresado Frederic Vasseur, director ejecutivo de Alfa Romeo, quien ha afirmado que la decisión es crucial para el futuro del equipo –noveno de diez en el Mundial de constructores–, aunque reitera que el joven piloto tiene un gran talento.

A continuación