Jules Bianchi sale del coma y es trasladado a Niza

En un comunicado, la familia agradece que el piloto siga "esta fase de recuperación cerca de su casa, donde esté rodeado de su familia y amigos".

LD / Agencias

El piloto francés Jules Bianchi, que sufrió un grave accidente el pasado 5 de octubre durante el Gran Premio de Japón en el circuito de Suzuka, ha salido del coma en el que se encontraba, aunque su estado sigue siendo "crítico", según ha informado este miércoles su familia, precisando que ha sido trasladado a un centro hospitalario de Niza.

En un comunicado, los padres del piloto, de 25 años, afirman que los médicos le sacaron del coma artificial al que fue inducido tras el accidente, que se produjo cuando su monoplaza chocó contra una grúa que retiraba otro coche del circuito de Suzuka. "Sin embargo", precisan, "todavía está inconsciente", respira sin asistencia y sus constantes vitales son estables, por lo que entra en la fase de recuperación de sus funciones cerebrales.

Agregaron que mantiene "estables" sus condiciones neurológicas, aunque en estado de gravedad, pero decidieron correr el riesgo de trasladarle en un avión medicalizado desde el hospital nipón de Mie hasta el Universitario de Niza, donde proseguirá su fase de recuperación. "Jules se encuentra en la unidad de cuidados intensivos", señalaron.

Los padres agradecen que el piloto siga "esta nueva fase de la recuperación cerca de su casa, donde puede estar rodeado y apoyado por su familia y amigos en general". Al mismo tiempo agradecen el trato médico recibido en Japón y el apoyo de los facultativos a la familia desde que ocurrió el accidente.

La información sobre su estado de salud se produce un día después de que el expiloto Philippe Streiff, tetrapléjico tras un accidente en 1989, afirmara que Bianchi quedaría "gravemente incapacitado" si salía pronto del coma. Además, el francés dijo que el accidente de su compatriota es más grave que el sufrido por el alemán Michael Schumacher mientras esquiaba a finales del año pasado en los Alpes franceses.

A continuación