El Chelsea supera al Oporto en el Pizjuán y se acerca a semifinales (0-2)

Los blues aprovecharon sus oportunidades y su fortaleza defensiva. Goles de Mason Mount y Chilwell.

LD / Agencias

El Chelsea ha dado paso de gigante para meterse en las semifinales de la Liga de Campeones después de derrotar al Oporto por 0-2, en un partido donde aprovechó sus oportunidades y su fortaleza defensiva. Se esperaba un duelo igualado en el exilio del Sánchez Pizjuán y así fue, pese al adverso resultado que se llevaron los de Sergio Conceiçao.

El conjunto portugués mostró sus señas de identidad, pero echó de menos a jugadores con ese plus de talento como Sergio Oliveira y Taremi, que sí tiene su rival en futbolista como Mason Mount y que también impuso las cualidades que prevalecen desde la llegada de Thomas Tuchel y que le hacen ser muy sólido por encima de un mayor brillo que podría tener por su inversión y el nombre de sus jugadores.

El Oporto no se escondió y salió muy decidido al campo. Con su conocida solidez defensiva controló cualquier intento de los de Thomas Tuchel, que apostó por Havertz en lugar de un nueve puro como Giroud y que también prescindió en defensa de Thiago Silva, y a base de trabajo y presión merodeó más el área de Mendy. El primer aviso fue un potente disparo de Uribe desde fuera del área que salió lamiendo el larguero, aunque más clara fue la que tuvo Zaidu, que envió, en una posición algo forzada, por encima del larguero un balón suelto tras un intento de córner olímpico de Otavio, que sacó con apuros Mendy.

Pero el Chelsea fue el que golpeó primero, en su único acercamiento a la portería de Marchesín en la primera mitad. Jorginho encontró a Mount y el inglés demostró las razones por las que despierta su fútbol tanta atención. El reverso magnífico sobre la marca de Zaidu y disparo cruzado para poner el 0-1 con el que se llegó al descanso, aunque Pepe volvió a probar con la cabeza las aptitudes de Mendy.

Chilwell sentencia

El segundo acto no varió demasiado el guión. El Chelsea prefirió esperar a su rival y buscar la salida al contragolpe, con la buena arma de un Kovacic que desarmó en ocasiones al mediocampo de los dragones con sus conocidas arrancadas, pero Mendy volvió a ser clave en un mano a mano con Marega. Luis Díaz también estuvo cerca del empate con un disparo que se fue muy cerca del palo.

El conjunto londinense tampoco se asomó demasiado a las inmediaciones del área portuguesa y su mejor ocasión fue un cabezazo mal dirigido en buena posición de César Azpilicueta. Tuchel metió a Pulisic y Giroud por unos desacertados Werner y Havertz, pero las prestaciones ofensivas no mejoraron, y para el tramo final prefirió blindar el resultado con la entrada de Kanté y Thiago Silva.

Pero se llevó un premio mayor. Pulisic avisó en una contra que estrelló con furia en el larguero antes de que un inoportuno error en el tramo final del Tecatito Corona, que le dejó un balón franco a Chilwell, que el lateral supo definir con calidad para acercar al equipo inglés a la penúltima ronda, en la que se mediría al ganador de la eliminatoria entre el Real Madrid y el Liverpool (3-1 para los blancos en el partido de ida disputado este martes en el estadio Alfredo di Stéfano).


Ficha técnica

Oporto, 0: Marchesín; Manafá (Francisco Conceição, m.83), Mbemba, Pepe, Zaidu; Grujic, Uribe, Otávio (Fabio Vieira, m.83), Corona; Luis Díaz y Marega (Toni Martínez, m.83)
Chelsea, 2: Mendy; Christensen, Azpilicueta, Rudiger, Jorginho; Chilwell, Reece James (Thiago Silva, m.80), Kovacic (Emerson, m.92), Werner (Pulisic, m.65); Havertz (Giroud, m.65) y Mason Mount (Kanté, m. 80)

Goles: 0-1, m. 32: Mount; 0-2, m.85: Chilwell
Árbitro: Slavko Vincic (Eslovenia). Amonestó a Mbemba, Grujic y Sergio Conceiçao, del Oporto
Incidencias: Partido de ida de cuartos de final disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán de Sevilla

A continuación