Zidane: "Isco es nuestro jugador; no sé hasta cuándo, pero es nuestro"

"No soy fatalista. Trabajamos para mejorar las cosas defensivas, para no encajar y luego intentar meter goles", dice en la previa del duelo en Milán.

Libertad Digital

El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, no ha querido catalogar el partido de este miércoles en el Giuseppe Meazza ante el Inter de Milán, de la cuarta jornada de la Liga de Campeones, como "de riesgo", aunque sí ha dicho que es "importante", dejando claro que van a "sufrir" en un duelo para el que no firma el empate. "No lo considero de riesgo, es un partido importante y una oportunidad para hacer un buen partido", ha dicho Zidane en la rueda de prensa previa al choque. "Creo que el equipo está bien y preparado, sabemos de la importancia del partido", añade.

El técnico madridista también deja claro que no piensa en el empate como bueno. "Nosotros siempre salimos a ganar. No hay que mirar el empate ni la derrota, lo importante es darlo todo en el campo", subraya Zizou, que vuelve a Milán donde ganó su primera Champions en 2016. "Son cuatro años de experiencia, pero no he cambiado nada en lo que soy y lo que quiero. Quiero seguir disfrutando de entrenar, es lo más importante para mí", confesó.

Tampoco quiso hacer demasiado caso a los malos resultados de su equipo cuando no puede jugar Sergio Ramos, ausente este miércoles en San Siro. "Sabemos de su importancia, pero las estadísticas hay que romperlas y no pensar en que no vamos a ganar porque no esté. Sabemos que es una final y de la situación de la clasificación, vamos a sufrir, pero estamos con ganas de sumar los tres puntos", remarcaba. "En el fútbol siempre está la parte física y la mental, y la mental es importante. Hay momentos donde tú estás muy fuerte y en los que puedan pasar cosas y las absorbas y te levantes, y otras en las que es más complicado. Es lo que estamos atravesando, pero no sólo nosotros, creo que todos los equipos tienen momentos complicados en esta temporada tan particular", consideró sobre las dudas que pueda ofrecer su equipo.

De todos modos, Zidane no cree que tuvieran "altibajos" contra el Inter en el duelo de Madrid (3-2). "Hubo dificultades, pero el equipo empezó y terminó bien, con dificultades porque enfrente había un equipo muy bueno", expresó. "Contra el Villarreal íbamos ganando hasta el 75 y al final, en una jugada, que puede pasar, te meten gol. No soy fatalista, esto es fútbol y trabajamos para mejorar las cosas defensivas para no encajar y para meter goles", añadió.

A preguntas sobre Isco Alarcón, cuyo futuro podría estar fuera del Real Madrid en el próximo mercado de invierno, Zidane respondió primero con un escueto "es jugador nuestro", para más tarde repetir mensaje al ser cuestionado, en italiano, por un posible cambio, precisamente con el Inter, del jugador andaluz por el danés Christian Eriksen: "No voy a entrar en esto. Es un jugador nuestro. No sé hasta cuándo, pero es nuestro. Estamos contentos con él".

Modric: "Claro que quiero seguir en el Madrid"

Antes que Zidane comparecía el centrocampista croata Luka Modric, quien ha dejado "claro" que quiere seguir en el Real Madrid la próxima campaña porque siente que puede "ayudar al equipo", y si es posible retirarse en el club blanco, con el que acaba contrato el próximo 30 de junio (entonces tendrá casi 36 años). "Lo he dicho muchas veces, pero vamos a ver qué pasa. Yo me siento bien y quiero seguir en el Real Madrid hasta que sienta que puedo ayudar al equipo, y así me siento ahora mismo. Pero no sé qué va a pasar. Claro que quiero seguir. ¿Quién no quiere seguir y terminar su carrera aquí? Veremos, porque pueden pasar muchas cosas, pero yo quiero eso", ha dicho.

"Me siento bien. Estos partidos que no he jugado es una decisión del míster, cuando me toca y cuando salgo intento ayudar al equipo y hacerlo bien, igual que cuando juego desde el principio. Creo que todavía tengo bastante fútbol en mis piernas y fuerza para seguir, pero vamos a ver qué va a pasar en el futuro. Se está hablando mucho y preguntando mucho de mi situación, pero vamos a ver qué pasa. Yo estoy tranquilo, quiero ayudar al equipo y ver qué pasa con el futuro", insistió sobre su posible renovación.

Modric ha evitado referirse a un supuesto interés del Inter de Milán por ficharle en 2018 y que pudiera reactivarse para la próxima temporada: "Lo que pasó en 2018 está atrás y no tiene sentido hablar más de eso. Estoy en Madrid y contento de estar aquí".

Además, valoró la situación de su compañero y capitán Sergio Ramos, quien también acaba contrato en junio de 2021. "No nos molesta que se hable de esto, no nos afecta. La renovación de Sergio es un asunto entre él y el club, no hay que decir cuán importante es para nosotros y lo que ha hecho en este club. Yo creo y espero que va a llegar a un acuerdo por el bien de todos", declaraba.

Modric ha dicho que el duelo contra el Inter es como una final para el Real Madrid por su situación en el grupo, en el que ocupa la tercera posición: "Hay que afrontar este partido como una final para nosotros. Hay que jugarlo bien, hacerlo como equipo, estar juntos, estar unidos, ayudar uno a otro. Espero que vamos a estar a la altura del partido". "Sabemos que cada partido es complicado y contra cualquier rival si no estás en tu máximo nivel. Sobre todo en Europa, te cuesta ganar partidos, pero ahí es donde tenemos que demostrar nuestro carácter, nuestra fuerza y nuestra unidad; algo que hemos mostrado muchas veces, especialmente en esta competición", subrayó.

Modric, asimismo, habló del nivel del equipo blanco en lo que va de temporada: "Falta un poco de todo. Primero que estemos todos, que no haya lesiones es muy importante. Respecto a la temporada pasada yo creo que nos falta solidez y regularidad, pero esta temporada hemos mostrado bastantes cosas buenas y eso tenemos que tomarlo como algo positivo y seguir adelante. Sin público también cuesta más y eso es un pequeño problema para nosotros, pero es como es y es importante que al menos se juegue. Con los partidos vamos a ir mejorando".

Además, el croata se sumó a las quejas por el gran número de partidos que tienen que disputar los futbolistas. "Es cierto que hay demasiados partidos, cada tres días con selecciones, Europa, LaLiga… pero es como es. Vivimos en una época muy complicada y parece que siempre se quieren implementar más partidos y nadie pregunta por la salud de los jugadores. Como podemos ver, a día de hoy hay muchas lesiones, no solo en nuestro equipo", manifestó.

"Tenemos que pensar además en el coronavirus", continuó, "y eso cansa mentalmente. Hay muchos partidos, se tiene que mirar un poco más a los jugadores y no intentar siempre implementar más partidos o competiciones porque eso no va a ninguna parte. Se van a lesionar más jugadores y ¿con quién vamos a jugar esos partidos?".

A continuación