Coronavirus: Almeida ofrece Madrid para acoger la final de la Champions

"Demostraría la capacidad de Madrid para rehacerse en muy poco tiempo de la situación tan dramática que hemos atravesado", dice el alcalde.

Libertad Digital

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha dicho que "hay gestiones" para celebrar la final de la Liga de Campeones en la capital, algo para lo que ha demostrado su apoyo "total y absoluto" porque sería "un mensaje al mundo de que Madrid está de vuelta" tras la pandemia del coronavirus.

"Sería una gran noticia para la ciudad de Madrid. Acoger un evento internacional como la final de la Champions es muy importante pero además en estas circunstancias precisamente lo que demostraría es la capacidad de Madrid para rehacerse en muy poco tiempo de la situación tan dramática que hemos atravesado", ha dicho el alcalde en una entrevista en 13TV recogida por Efe.

Almeida ha agregado que esta posibilidad se debe "en gran medida a las infraestructuras y servicios públicos de los que podemos sentirnos muy orgullosos los madrileños". "Quiero mostrar el apoyo total y absoluto a que esa final de la Champions se pueda jugar en Madrid. Se dan las condiciones de seguridad adecuadas, tenemos las infraesctructuras y los servicios públicos que permiten acogerla y, por otra parte, sería un mensaje al mundo de que desde luego Madrid, a pesar del drama que hemos vivido, no se rinde y que Madrid está de vuelta", ha subrayado, ante la posibilidad cada vez más patente de que finalmente Estambul —la ciudad elegida en un primer momento por la UEFA— no pueda acoger la final de la Copa de Europa por culpa de la covid-19.

Al estar el estadio Santiago Bernabéu en obras, todo indica que, en caso de ser elegida Madrid, la final de la Champions se jugaría en el Wanda Metropolitano. El estadio del Atlético de Madrid (equipo del que, precisamente, es reconocido seguidor el propio Martínez-Almeida) volvería a acoger así la final por segundo año consecutivo, después de que el Liverpool se impusiera el año pasado al Tottenham para conquistar la sexta Copa de Europa de su estadio.

La pandemia ha obligado a la UEFA a aplazar o cancelar la mayoría de sus partidos, y la competición está suspendida desde el 11 de marzo, con el París Saint-Germain, Atlético de Madrid, RB Leipzig y Atalanta como primeros equipos clasificados para los cuartos de final.

Aún quedan por jugar los partidos de vuelta de las cuatro eliminatorias restantes (Juventus-Olympique de Lyon, Manchester City-Real Madrid, Barcelona-Nápoles y Bayern de Múnich-Chelsea) y todavía no hay calendario. El comité ejecutivo de la UEFA se reunirá el próximo 17 de junio y anunciará entonces las nuevas fechas "así como todas las demás decisiones importantes tan pronto como se confirmen", explica la confederación en su página web.

Ese día se elegirá la nueva sede de la final. Además de Madrid, otras dos ciudades que suenan con fuerza para acoger la gran cita futbolística son Lisboa y Berlín.

A continuación