La UEFA estudia seriamente expulsar al Manchester City de la Champions League

Una vez más, el conjunto inglés se ha saltado el Fair Play Financiero. En esta ocasión, no pinta a que la cosa se resuelva con una multa. 

Alfredo Somoza

Se viene noticia de impacto. El Manchester City se encuentra en serios aprietos tras sacar a la luz Football Leaks que el cuadro dirigido por Pep Guardiola habría inflado sus ingresos de patrocinio para cumplir con el Fair Play Financiero. Su presencia en la Champions de la próxima temporada corre serio peligro.

Tras la filtración, la UEFA reabre la investigación sobre los Cityzens. El propio presidente de la UEFA catalogó el espinoso asunto como "un caso concreto" de violación al reglamento. La sanción que sobrevuela al City es de aúpa: su expulsión de la Champions League.

Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA, dijo que están siguiendo de cerca los movimientos financieros del Manchester City y que "muy pronto" se conocerá cuál sería la sanción al actual campeón de la Premier League, que podría concluir en su expulsión de la Champions League la próxima temporada según informaron The Guardian y Sky Sports.

El Manchester City está siendo investigado por los más de 71 millones de euros que ingresaron a sus arcas por un supuesto acuerdo de patrocinio con Etihad Airways, algo que quedó demostrado tras destaparse un correo electrónico del director financiero del City, Jorge Chumillas, donde afirmaba que esta cantidad salía de las manos del grupo propietario del club inglés Abu Dhabi United Group, según reveló Football Leaks. La financiación ilegal es considerada un delito grave para la UEFA.

El equipo celeste, que fue sancionado en 2014 con una multa de 50 millones de euros que finalmente fueron rebajados a 21 por aceptar que violaron el Fair Play Financiero, podría recibir una sanción más drástica, según anunció el presidente de UEFA que se encuentra en Dublín, Irlanda.

De concretarse la sanción, el City sería el segundo club en recibir un castigo que le impida participar de competiciones europeas, como ya lo sufrió el Galatasaray en 2006 por la misma razón, violar el Fair Play Financiero.

El golpe que puede suponer para el City quedarse fuera de las competiciones europeas la próxima temporada es tremendo. Futbolísticamente, para los Cityzens será una cornada muy dañina –muchos jugadores querrán salir al no poder disputar la próxima Champions–, a nivel económico, la sanción sería una ruina. El presupuesto del City, además de los petrodólares, se sustenta en buena medida con los ingresos de la Champions. Mantener a la actual plantilla sería una quimera.

Según ha podido saber Libertad Digital y esRadio, la UEFA tiene decidido dar un golpe de efecto contra los equipos que utilizan financiación ilegal a través de patrocinios de sus propios estados para esquivar el Fair Play Financiero y el City, que es la segunda vez que se salta el límite salarial, pagará por todos. Las opciones de que los Sky Blues eviten la expulsión de la próxima edición de la Champions son mínimas.

A continuación