Suma y sigue el gafe napolitano de Milik: atracado a punta de pistola

Milik, delantero polaco del Nápoles, fue atracado tras volver del partido que su equipo disputó ante el Liverpool. 

A. Somoza

Arkadiusz Milik, delantero polaco del Nápoles, no pudo disfrutar al 100% el vital triunfo de su equipo en el partido contra el Liverpool. El tanto a última hora de Insigne pone mucho picante a un grupo C, en el que PSG, Liverpool y el propio Nápoles están empatados con 3 puntos tras las dos primeras jornadas disputadas.

Milik volvía hacía su domicilio cuando fue atracado a punta de pistola, según ha informado Il Matino. Los hechos ocurrieron sobre las dos de la madrugada en el barrio de Varcaturo. Milik conducía de vuelta a casa después del partido cuando una moto, ocupada por dos hombres, le bloqueó el paso y le obligó a parar. Uno de los hombres sacó una pistola y apuntó al futbolista polaco, obligándole a darle el reloj de la marca Rolex que llevaba en la muñeca, y que podría estar valorado en unos 19.000 euros.

Asalto, lesión...

La andadura de Milik por Italia no está resultando demasiado satisfactoria para el delantero polaco. Tras ser uno de los más destacados en la Eurocopa de 2016, el Nápoles anunció su fichaje a bombo y plantillo y le dio la responsabilidad de hacer olvidar a un Tripita Higuaín que se marchó a la Juventus. No empezó mal aquella temporada pero todo cambió un 10 de octubre de 2016. Milik se rompía el ligamento cruzado de la rodilla derecha. A partir de ahí, todo cambió. Volvió a romperse el cruzado, en este caso de la rodilla izquierda, en septiembre del año pasado. Otra temporada perdida. En el Mundial no brilló. No estaba a su mejor nivel físico. Esta temporada, crucemos los dedos, las lesiones parecen respetarle. Lleva 3 goles en los 6 primeros partidos de Liga y poco a poco, parece que vuelve a su mejor nivel.

Como si de un gafe napolitano se tratara, Milik vuelve a sufrir un percance una temporada más, su tercera en Italia. Cambia este curso futbolístico lesión por asalto a mano armada. Si esto significa que su víacrucis con las lesiones ha terminado y volvemos a disfrutar del mejor Milik, bendito Rolex Arkadiusz, bendito Rolex.

A continuación