La UEFA abre expediente a Valencia y Manchester United por el retraso en el inicio de su partido Champions

El encuentro estaba planificado para comenzar a las nueve de la noche y el pitido inicial se escuchó siete minutos tarde.

LD / Efe

La UEFA confirmó este miércoles la apertura de un procedimiento disciplinario por los incidentes registrados en los partidos de la Liga de Campeones Manchester United-Valencia (0-0) y CSKA Moscú-Real Madrid (1-0), disputados anoche dentro de la segunda jornada de la competición.

En el primer caso responsabiliza al Manchester de haber incumplido el artículo 41 (2) de su normativa de competición, por llegar al estadio más tarde de la hora fijada, lo que retrasó en cinco minutos el comienzo del partido, así como el artículo 11 (2) de su reglamento disciplinario, por saltar al campo con retraso.

El expediente abierto por la UEFA también afecta al Valencia igualmente por este retraso, así como por lanzamiento de bengalas y por incumplir su normativa sobre equipaciones.

El procedimiento relativo al CSKA de Moscú-Real Madrid se centra en el equipo ruso por considerar que hubo bloqueo de escaleras en el campo y se incumplió el artículo 38 de la normativa de seguridad.

La Comisión de Control, Ética y Disciplina estudiará ambos casos el próximo día 18.

Mourinho culpa a la Policía y ellos se defienden

"Dejamos el hotel a las seis, pensando que con media hora sería suficiente, como ocurre normalmente. Pero la Policía rechazó escoltarnos, así que vinimos por nuestra cuenta y tardamos 75 minutos desde el hotel. La UEFA y el árbitro nos permitieron empezar el partido cinco minutos más tarde porque al menos necesitamos media hora para prepararnos. No fue un problema con la organización, nos anticipamos a todo lo que podía suponer un problema al llegar tarde", declaró el técnico luso.

Y a través de un comunicado el cuerpo policial respondió: "Los despliegues policiales se llevan a cabo siguiendo un proceso integral de evaluación de riesgos y, específicamente, con respecto a la escolta de los autobuses de equipos de fútbol. [...] La Policía ha utilizado sus vehículos para acompañar al equipo, pero después de una revisión de nuestras responsabilidades de vigilancia básicas, se decidió que ya no proporcionaríamos este servicio en cada partido. Consultamos con los clubes de fútbol relevantes durante un período de meses para darles el tiempo adecuado para planificar sus viajes al estadio. Cada caso se evalúa individualmente y continuaremos trabajando con todos los clubes para proporcionar una respuesta policial adecuada".

A continuación