Play

La asombrosa sangre fría del 'vampiro' Özil que firma una auténtica obra de arte

El alemán dejó sentado al portero y dos zagueros del Ludogorets para darle el triunfo al Arsenal en el minuto 87.

Libertad Digital

Özil destapó el tarro de las esencias y dejó un gol para el recuerdo en el partido Ludogorets-Arsenal.

El centrocampista alemán aprovechó un pase en profundidad para quedarse solo ante el portero del conjunto búlgaro, Borjan. Mesut hace un sombrero delicatessen sobre el guardameta, controla y, ante la llegada a la desesperada de dos defensas, se para y les deja en el suelo con una maniobra de cintura espectacular para, a puerta vacía, ejecutar al conjunto búlgaro y dar al Arsenal la victoria en el minuto 88.

La sangre fría para hacer esa pausa con un 2-2 en el marcador y en el último suspiro del partido, solo está al alcance de un vampiro lleno de clase.

A continuación