Poli Díaz planeó asesinar a la juez que ordenó su ingreso en prisión

El Potro de Vallecas telefoneó desde la cárcel a un amigo, que a su vez alertó por carta a la magistrada.

Libertad Digital

La juez María Auxiliadora Díaz, magistrada titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Las Palmas, que ordenó el ingreso en prisión de Policarpo Díaz Arévalo —más conocido como Poli Díaz— por malos tratos a su expareja, ha denunciado ante el juzgado de guardia en la ciudad que el Potro de Vallecas planeó asesinarla a ella, a su exmujer, a sus hijas y a su exsuegra.

Desde el Centro Penitenciario Las Palmas I en Gran Canaria —conocido popularmente como Salto del Negro—, donde el ocho veces campeón de Europa del peso ligero se encuentra recluido desde el pasado 25 de junio, Poli Díaz habría llamado un amigo para contarle los planes que preparaba junto a otro preso y pedirle ayuda.

Según adelanta Canarias 7 y han confirmado a la agencia Efe fuentes judiciales, el Juzgado número 2 de Las Palmas ha abierto diligencias sobre ese anónimo, escrito por alguien que dice ser amigo de Poli Díaz y que le cuenta a la magistrada lo que supuestamente trama el exdeportista desde la cárcel.

La agencia Efe se ha puesto en contacto con la juez que procesó a Poli Díaz por malos tratos para recabar su versión, pero ésta declinado realizar comentario alguno al respecto.

Poli Díaz, que el próximo domingo cumplirá 54 años, se encuentra en prisión desde hace casi cinco meses como presunto autor de un delito de maltrato con lesiones y otro de maltrato habitual contra su exmujer. La magistrada María Auxiliadora Díaz decretó en ese momento el nivel de "riesgo extremo".

En su relato, la expareja de Poli mantuvo ante la juez que el exboxeador le tiraba "del pelo" y le daba "bofetones con la mano abierta", ocurriendo que en tres ocasiones la agarró por el cuello "hasta el punto de temer por su vida", además de amenazarla de muerte con frecuencia.

Fueron los vecinos los que alertaron de ruidos en la vivienda, por lo que los agentes policiales acudieron al lugar y se encontraron a la mujer con evidentes signos de haber sido golpeada y con secuelas de un posible intento de asfixia, teniendo que ser trasladada hasta un centro hospitalario.

Se trataba de la segunda vez que Poli Díaz era detenido en los últimos meses, puesto que el pasado 4 de mayo ya fue arrestado en una comisaría de Las Palmas, adonde acudió para renovar el DNI. Sobre el Potro de Vallecas pesaba una orden de busca y captura en vigor dictada por el Juzgado de lo Penal número 30 de Madrid por un delito de lesiones.

A continuación