Boxeo: mejor deporte para ponerse en forma

Hacer deporte a diario es la eterna promesa, pero hay algunos deportes que generan más adherencia que otros. En LD te aconsejamos el boxeo.

Belén Lázaro

El boxeo lleva en las sociedades del mundo desde la Grecia antigua, donde se enseñaba como disciplina para los soldados sobre el arte de la lucha y más tarde se incorporó a las Olimpiadas y, aún hoy en día su propósito principal sigue siendo el de enseñar defensa personal y con fines deportivos.

Este deporte además te ayuda a ponerte en forma en tiempo récord ya que tan solo 30 minutos de práctica pueden quemar hasta 500 calorías. Por ello es uno de los mejores deportes para la vuelta de vacaciones o para el comienzo de año para aquellos a los que no les gusten las pesas y tampoco correr.

Seguramente este es uno de los motivos por los que el boxeo ha cobrado una enorme popularidad en los últimos años, porque cada vez se conocen más los beneficios que aporta su práctica regular. Por ello, lo que era considerado en el pasado un deporte violento reservado solo para hombres, hoy en día está bastante equiparado y sus adeptos, tanto masculinos como femeninos de diferentes edades, prefieren esta actividad física por encima de las convencionales.

Saltar la cuerda, hacer abdominales, sentadillas, burpees, practicar en saco de boxeo y en pareja, forman parte de la rutina que toda persona que quiera iniciarse en el boxeo deberá dominar, siempre y cuando sea guiado por un profesional. Por esto desde Libertad Digital queremos contarte también los beneficios que trae la práctica del boxeo para tu salud.

Motivos por los que el boxeo es el mejor deporte para ponerte en forma

Aumenta la resistencia física: el boxeo, como cualquier deporte que se practique, hay que combinarlo de una dieta saludable si se buscan unos resultados. Es por ello que las rigurosas rutinas de entrenamiento junto con la dieta mejoran la resistencia del cuerpo en general, logrando que el cuerpo pueda soportar una actividad física constante. Esto va a ayudar no solo a un aumento en la energía sino también mejora la salud del cuerpo haciéndote una persona más activa durante el día y dándote más energía tanto mental como física.

Es ideal para bajar de peso: el motivo es sencillo, casi todos los ejercicios de boxeo requieren un esfuerzo físico de alta intensidad que necesita del uso de muchas calorías, no importa si estás golpeando sacos, saltando la cuerda, correr, haciendo flexiones o incluso haciendo sombra, casi siempre vas a estar quemando muchas calorías. Esto quiere decir que puedes perder de 1 a 2 kilos en una semana si es el entrenamiento es lo suficientemente intenso, lo cual es mucho más que un entrenamiento regular en el gimnasio, incluso si haces principalmente ejercicios cardiovasculares.

Reduce el estrés: de hecho, casi cualquier forma de actividad física puede disminuir el estrés, sobre todo aquellas actividades que son de alta intensidad como el boxeo. ¿Cuál es el motivo? Simplemente que el ejercicio aumenta las endorfinas, mejora el estado de ánimo, funciona como una forma de meditación y mejora el sueño, todo lo cual ayuda a reducir el estrés.

Mejora la salud del corazón: una de las cosas que hacen que el boxeo sea tan bueno para la salud cardiovascular es que el simple acto de golpear con cualquier técnica obliga a muchos músculos a contraerse a la vez, debido a la gran cantidad de músculos que se utilizan al mismo tiempo y de manera rápida, el corazón tiene que trabajar muy duro para bombearles sangre y oxígeno, lo que mejora no solo la capacidad del musculo cardíaco de bombear más sangre, sino también le da más longevidad a este órgano. Entrenar a su corazón para que trabaje de manera más eficiente significa que los músculos que está utilizando para lanzar golpes se alimentan mejor con sangre y oxígeno gracias a que su corazón puede bombearles más vida.

Mejora el sistema inmunológico: el sistema linfático desempeña un papel fundamental en el manejo de las funciones inmunes de nuestro cuerpo, ya que es la primera línea de defensa contra las enfermedades. Las contracciones musculares durante el ejercicio promueven la circulación optima de los anticuerpos y de los linfocitos por todo el cuerpo, es por esto que el boxeo es una de las mejores opciones para mejorar el sistema inmune y disminuir las complicaciones causadas por virus o bacterias.

Ayuda a ganar masa muscular y estar en forma: aunque el boxeo no es el mejor tipo de entrenamiento para ganar masa muscular al nivel de un fisicoculturista, para ello es mejor acudir a la sala de pesas del gimnasio, es sin duda una de las mejores opciones para mantener tu cuerpo sano mientras ganas músculo. El boxeo requiere la fuerza y el poder combinados de los músculos de la parte superior y la parte inferior del cuerpo para lograr un golpe rápido y efectivo, esto significa que cuando atacas la bolsa, una variedad de músculos utilizan una fuerza explosiva que contribuye a mejorar tu fuerza muscular y tu resistencia muscular, lo que te permitirá entrenar más duro durante más tiempo y, en última instancia, quemar más calorías.

Fortalece los huesos: la fuerza que se genera por los golpes a través de las manos y los brazos estimula a los huesos a mineralizarse y fortalecerse, lo que en última instancia reduce el riesgo de desarrollar osteopenia u osteoporosis e incluso puede revertir las condiciones en algunos casos. Practicar cualquier tipo de ejercicio de resistencia como el boxeo, es una excelente manera de aplacar los efectos negativos de la pérdida mineral ósea debido al comportamiento sedentario.

Mejora la coordinación mano-ojo: el deporte requiere que se ataque y se defienda al mismo tiempo, para ejecutar un golpe preciso de los golpes se necesita coordinación mano-ojo junto con un excelente equilibrio, la práctica de la técnica y la precisión mejora el equilibrio del cuerpo, así como la coordinación en general. Esto definitivamente funciona a tu favor fuera del ring también. Aquellas personas que tengan una mala coordinación de base serán seguramente más lentas a la hora de aprender bien los movimientos pero son ellas las que más necesitan este tipo de prácticas.

Mejora los reflejos: el boxeo requiere buenos reflejos y tiempo, necesitas estas habilidades sin importar si estás intentando golpear o si estás intentando bloquear o evadir golpes, el incremento de los reflejos te pueden servir mucho no solo en una pelea sino también en otros ámbitos de la vida cotidiana en los que necesites demostrar tu precisión, tu destreza física y tu concentración.

Es genial como defensa personal: aunque esperamos que nunca estés en la necesidad de tener que defenderte en un combate, el boxeo te enseña el uso de la parte superior de tu cuerpo para atacar o bloquear, esto es muy útil a la hora de pelear con uno o incluso con varios oponentes.

A continuación