Las recomendaciones deportivas de LD durante la cuarentena por el coronavirus: 'Million Dolar Baby' (IX )

Sergio Valentín continúa en LD su serie de recomendaciones de películas, series y documentales de temática deportiva durante la cuarentena.

Sergio Valentín

Según los usuarios de Filmaffinity, solo hay dos películas más valoradas que Million Dollar Baby de las 41 que ha dirigido el maestro Clint Eastwood. Son Gran Torino y Sin perdón. Es cuestión de gustos porque las tres son, sencillamente, obras maestras. Es otra recomendación que hago con los ojos cerrados porque todavía no he conocido a nadie a quien no le haya gustado. Si no la han visto, ya tienen algo que hacer, y sí ya la disfrutaron en su día, pueden volver a disfrutar como ha sido mi caso. ¡Qué maravilla!

Es como ir a un buen restaurante, a uno de esos que está de moda en el que te traen decenas de platos. El primero, el segundo, el tercero… todos te gustan. Pues pasa lo mismo con cada escena pero con el añadido de que la película va mejorando con el desarrollo de la historia y de sus personajes. Ahí radica la clave de la película, en la evolución de sus protagonistas y como va cambiando una relación. Es un recurso habitual de Eastwood que ya lo emplea en la mencionada Gran Torino con su vecino "amarillo". Son personajes complejos, con mucho que contar y transmitir y de eso va su cine, de emociones y ahí Million Dollar Baby gana, no por K.O pero sí a los puntos.

La película empieza a moverse en torno a Frankie, un entrenador de boxeo atormentado que busca refugio en Dios. Pese a que el personaje que interpreta Eastwood no es tan antipático como la mayoría de los que ha bordado a lo largo de su carrera como actor, sí mantiene algunos rasgos perennes: solitario e ingenioso en sus desagradables respuestas pero con una razón, en su pasado, que justifica su carácter. En este caso, su nula relación con su hija y un incidente que tuvo con su mejor boxeador. Dos hechos que marcaran el inicio de su relación con Hilary Swank, actriz que da vida a Maggie Fitzgerald, una mujer que ve en Frankie el entrenador ideal para aprender a boxear.

Maggie se va a encontrar con un hueso duro de roer pero con humildad y una determinación propia de Rafa Nadal, va a conseguir muchos milagros. Más allá de convertirse en la mejor boxeadora, aunque sea un tópico, me sigue emocionando cómo los personajes duros de Eastwood se van humanizando.

La historia se va contando poco a poco, sin caer en lentitud, con sobriedad. Se apoya de vez en cuando en Morgan Freeman, el único amigo de Frankie y narrador de la película. 4 Oscars amparan a Million Dollar Baby. Mejor película, director, actriz y actor secundario además de otras tres nominaciones. Y me he dado cuenta de que no he dicho nada sobre el hecho que cambiará la dinámica de la película para convertir un drama con tintes de comedia en un dramón sin comedia. Sin spoiler. ¡A disfrutar!

A continuación