Sergio Llull se disculpa tras dedicar una peineta al público del Palau Blaugrana

El capitán del Real Madrid dejó un feo detalle en la cancha tras la derrota de los suyos ante el Barcelona en el Clásico de la Euroliga (93-80).

Libertad Digital

El FC Barcelona es el nuevo líder de la Euroliga en solitario tras llevarse el Clásico ante el Real Madrid en el Palau Blaugrana (93-80), en el partido estelar de la decimocuarta jornada. Un encuentro muy caliente que tuvo de todo: hasta tres técnicas, una antideportiva y quejas en ambos banquillos por el arbitraje del croata Sreten Radovic, el esloveno Saso Petek y el serbio Uros Nikolic.

Un duelo que tuvo a Nikola Mirotic desatado con 31 puntos y 39 de valoración —nuevo récord personal en la competición europea— y que acabará pasando a la historia por el feo gesto de Sergio Llull en la cancha. El capitán madridista no se tomó bien ni la derrota de su equipo ni los incesantes cánticos y abucheos de la grada del Palau Blaugrana contra los blancos, y terminó realizando una peineta a la grada en el momento en el que se retiraba a los vestuarios con el resto de compañeros.

La imagen, captada por Mundo Deportivo, muestra al menorquín levantando el dedo del medio de su mano izquierda al oír ciertos improperios de los aficionados barcelonistas contra su persona.

Llull fue titular y acabó el partido con 10 puntos en 22 minutos. Se da la circunstancia de que ha sido el primer Clásico de la Euroliga en el que el jugador de Mahón ha ejercido como capitán del Real Madrid tras la retirada de Felipe Reyes el pasado verano.

Ante todo el revuelo causado, el jugador se ha visto obligado a pedir perdón en su cuenta de Twitter:

A continuación