La polémica jugada en el UCAM Murcia-Barça que se revisó durante tres minutos en el Instant Replay

Como no sucedió en la final de Copa del Rey, la decisión precisó de bastante tiempo. Actuaron según el reglamento y el arbitraje fue sobresaliente.

Libertad Digital

El pasado domingo en la pista del UCAM Murcia vivieron un déjà vu. En los instantes finales del encuentro ante el Barcelona, a falta de seis segundos para la conclusión del tiempo reglamentario y con el UCAM ganando por 71-70, un tiro de Pangos parece no rozar aro y en la continuación, Hanga salva sobre la mismísima línea el balón para evitar el saque de fondo. Es en ese momento cuando uno de los colegiados decide detener el partido para comprobar si el reloj de posesión debió reiniciarse y comprobar si Hanga había evitado que el balón saliese legal o ilegalmente.

hqdefault.jpg

Otra vez el Instant Replay se convirtió en protagonista y trajo a la mente de los aficionados murcianos las imágenes de lo sucedido en Copa del Rey. Según el reglamento, las jugadas se podrán revisar únicamente si los colegiados han señalado con anterioridad una acción punible. Por lo tanto, los árbitros del encuentro se pusieron manos a la obra para tratar de arrojar un poco de luz a las dudas que asaltaron a los dos equipos y a ellos mismos.

A diferencia de lo acontecido en la final entre Real Madrid y Barcelona, se emplearon más de tres minutos para tomar una decisión y hasta ocho tomas de cámaras distintas (en la Copa fueron dos y, según los colegiados del encuentro, de mala calidad). ¿Qué revisaron? Dos acciones en la misma jugada: si el balón del tiro de Pangos toca aro y si Hanga, al coger la pelota, lo hace iniciando el salto desde fuera del campo, o si al caer pisa la línea.

Pues bien, una vez revisado, comprobaron que se habían equivocado y, teniendo en cuenta que la norma vigente no permite revocar una penalización, se señaló salto entre dos. Ese salto es ficticio porque se aplica la regla de alternancia de posesión y, por ende, la posesión fue para el Barça.

Calatrava, De Dios Oyón y Merino, los tres árbitros, actuaron conforme al reglamento y arbitraron esa jugada correctamente. Incluso Sito Alonso, entrenador del Murcia al que perjudicó la jugada, les alabó: "Han pitado lo que era. No había salido el balón, han revisado bien y hemos tenido la mala fortuna de que la posesión era para el Barcelona".

El último tiro de Kuric no entró y se rompió, así, la racha de ocho victorias consecutivas del Barcelona en Liga.

A continuación