Sebas Sáiz, la perla del Real Madrid cedida en Burgos, protagonista de la semana en Tirando a Fallar

El joven pívot, que se foguea en Burgos cedido por el club blanco, estuvo en Tirando a Fallar.

Libertad Digital

Una de las grandes perlas del baloncesto español pasó esta semana por los micrófonos de Tirando a Fallar, el programa temático sobre baloncesto de esRadio, dirigido y presentado por Vicente Azpitarte. Sebas Sáiz, el pívot cedido por el Real Madrid al San Pablo Burgos, repasó unos últimos meses que han sido frenéticos para él, toda vez que desde que concluyó su periplo en la NCAA en Ole Miss, ha pasado por las ligas de verano de la NBA con Miami Heat, fichado por el Real Madrid, se ha visto envuelto en muchos rumores sobre su futuro, y además, ha debutado como internacional absoluto con España. Más estabilizado ahora en Burgos, Sáiz recuerda esos días con cariño: "fueron meses muy bonitos para mí, siempre había algo nuevo que me pasaba y que me ilusionaba", esgrime.

Igualmente, pese a crecer deportivamente en su aventura americana, el pívot admitió durante la entrevista en estadio que "ya tenía ganas de volver a España. Además, en Burgos me tratan muy bien, la afición es increíble". Y es que si hay una ciudad ilusionada con el baloncesto esta temporada, es la capital burgalesa en su debut en la Liga Endesa. A tal respecto, Sáiz no dudo en afirmar que "no he visto en mi vida una cosa como la afición de Burgos, están ahí día sí y día también. Lo están dando todo y les estoy muy agradecido". Todo ello, tras la primera victoria de la temporada del San Pablo, lograda el pasado sábado ante el UCAM Murcia por 89-86, en lo que supuso sin duda un hecho histórico para la ciudad castellanoleonesa. No en vano, el jugador formado en Ole Miss recordó durante la entrevista el sufrimiento de los aficionados burgaleses en los últimos años: "tras no poder subir por motivos de despacho, la gente ahora está agradeciendo estar en ACB, y en cada partido están ahí al 100%", señaló.

Por otro lado, el pívot valoró su experiencia el pasado verano con España, durante la preparación del Eurobasket, hecho que calificó como de "un sueño" por "poder estar un mes con auténticas leyendas, aprendiendo de ellos cada día". Una experiencia internacional que casi con total probabilidad tendrá continuidad en las próximas ventanas FIBA, donde Sáiz aparece como un claro candidato a defensar la camiseta nacional. Cuestiondo por ello, afirmó que "me emocioné mucho cuando vi la lista de Scariolo, y cuando me enteré de que jugaremos en Burgos un partido, lo hice todavía más".

Finalmente, respecto a su futuro en el Real Madrid, y las posibilidades de que el club blanco, tras la lesión de buena parte de su batería interior, le hubiera repescado esta misma temporada, Sáiz fue rotundo al afirmar que "ahora mismo sólo estoy pendiente de Burgos, todo lo que hago lo hago por ellos", aunque tampoco evitó reconocer que, la posibilidad de jugar en el Real Madrid para él es un objetivo que "ojalá llegue pronto".

A continuación