El partido del Barça en Atenas estuvo suspendido por una amenaza de bomba

Los aficionados tuvieron que abandonar el pabellón al descanso con 23-40 en el marcador. El encuentro pudo reanudarse casi una hora después.

Libertad Digital

El partido entre el Panathinaikos y el FC Barcelona, correspondiente a la última jornada de la primera fase de la Euroliga de baloncesto, ha estado suspendido durante muchos minutos al descanso debido a una amenaza de bomba que obligó a desalojar el OAKA Arena de Atenas y que al final resultó ser falsa.

La Policía obligó a los seguidores a abandonar las gradas del recinto, donde se calcula que se encontraban más de 12.000 aficionados.

Al descanso del encuentro -el número 500 de Xavi Pascual como primer técnico culé-, el conjunto visitante ganaba por 17 puntos de diferencia (23-40).

A continuación