La emotiva historia de Lauren Hill, la joven que jugará en la NCAA antes de morir

A sus 19 años, padece un tumor cerebral terminal y quiere cumplir su último deseo en una cancha de baloncesto.

Libertad Digital

Apenas dos meses después de haber cumplido los 18 años, en noviembre de 2013, a la norteamericana Lauren Hill le diagnosticaron un tumor cerebral. El diagnóstico era demoledor, no se podía operar y no hay tasa de supervivencia posible. Le quedaban como máximo dos años de vida.

Hill había destacado en el equipo de baloncesto del instituto de Lawrenceburg (Indiana) por lo que justo después de acabar la educación secundaria, un mes antes de conocer su enfermedad, había fichado por los Lions de la Universidad Mount St. Joseph. Con la enfermedad, su vida dio un vuelco por completo, pero decidió no rendirse y luchar hasta que le alcanzasen las fuerzas. Más unida que nunca a su familia, ha decidido viajar por todo el país junto a sus padres y sus dos hermanos para disfrutar de sus últimos meses.

Las últimas pruebas han determinado que la enfermedad ha avanzado con más velocidad de la esperada y los médicos creen que no sobrevivirá más allá del mes de diciembre. "No tengo miedo de irme. Pero me preocupa la gente que dejaré atrás. Nunca me di por vencida. Nunca pensé ni por un segundo sentarme y no vivir más", afirmó Hill a la emisora WKRC de Cincinnati.

Sin embargo, aún le queda algo por cumplir. Por eso, decidió visitar a Dan Benjamin, entrenador de la Universidad Mount St. Joseph, para pedirle lo que más ilusión le hace antes de morir: jugar un partido de la NCAA, la liga de baloncesto universitario. No obstante, las últimas noticias de los médicos habían dado lugar a un nuevo problema. El comienzo de la Liga podía ser demasiado tarde para que pudiese jugar.

La universidad pidió permiso a los responsables de la NCAA, que decidieron que Lauren Hill pudiese cumplir su último deseo. Por ello, han permitido que Mount St. Joseph adelante el partido que le enfrenta al Hiram College al 2 de noviembre y que pueda jugar en su cancha. "Yo simplemente quiero sentir esa sensación con mi camiseta con el 22", ha afirmado Lauren hill.

A continuación