Un gran Rudy Fernández lleva al Real Madrid a la final de la Supercopa Endesa

Tres triples seguidos de Llull y seis puntos seguidos de Reyes decantaron la balanza en el último cuarto, acabando con la oposición de los taronja.

LD / Efe
El Real Madrid ha ganado con apuros en un gris partido al Valencia Basket y este sábado, a partir de las 19:00 horas, jugará la final de la Supercopa Endesa para optar a renovar el título por tercer año consecutivo. Ambos conjuntos dejaron en evidencia lo temprano que llega esta competición por la falta de rodaje que impidió ver baloncesto de calidad en el Buesa Arena de Vitoria y la diferencia de 13 puntos finales no reflejó lo ajustado del marcador durante 34 minutos.

Tras un duelo de alternativas todo se decantó en los seis minutos finales en el que los de Pablo Laso sentenciaron con un parcial de 25-10. El mayor acierto en el triple del Real Madrid, con cuatro canastas de Sergio Llull, otra de Rudy, y media docena de puntos con la veteranía de Felipe Reyes bastaron para tumbar a un Valencia Basket que terminó justo de fuerzas y con Kresimir Loncar como único recurso ofensivo.

En un desangelado Buesa Arena, Real Madrid y Valencia levantaron el telón del curso baloncestístico con la primera semifinal de la Supercopa. Los de Perasovic arrancaron con una velocidad más guiados por el acierto de Ribas y Van Rossom apretando fuerte en defensa. Los de Pablo Laso, mucho más espesos, tuvieron al faro anotador de Rudy Fernández en los primeros cinco minutos y para entonces los toronja ya les doblaban, 8-16. Se sumaron a la producción ofensiva Rivers y Mejri, pero no pudieron evitar que los levantinos llegaran con una cómoda ventaja al minuto diez, 19-26.

El segundo acto evidenció las horas de entrenamiento que aún les restan a madrileños y valencianos para engrasar su maquinaria a un nivel óptimo. La sucesión de errores y falta de ideas por ambos bandos llevó al duelo a una fase de igualdad que permitió al Real Madrid igualar el marcador, 31-31, en el minuto 15 tras una canasta de Llull.

Nocioni rememoró sus tiempos en el Baskonia y suyos fueron los últimos seis puntos antes del descanso que permitieron llegar al intermedio con total igualdad, 43-43.

El Chapu abrió el segundo tiempo con la canasta que puso por delante por vez primera al Real Madrid en el duelo. La aparición en pista de Sergio Rodríguez tras un primer tiempo en el banquillo sirvió para imprimir un mayor ritmo al juego. Lo agradecieron sus compañeros y el público. Así logró el Real Madrid su mayor ventaja tras cinco puntos seguidos de Rudy Fernández, 56-49.

No entregó con facilidad el Valencia el mando en el partido y con los puntos de Lucic, Sato y Vives se mantuvo a rebufo del equipo blanco para llegar al final del tercer periodo con un 60-58 y todo pendiente de decidir en los diez minutos finales. La tensión y falta de ritmo competitivo en los albores de la temporada llevó al duelo a dosis de máxima igualdad. El partido entró en los cinco minutos finales con ambos equipos empatados: 69-69.

En tres minutos, Llull, Rudy y Loncar rivalizaron en un duelo de concurso de triples con tres canastas de los madridistas y otra del Valencia para abrir brecha y estirarla a ocho puntos con cuatro tiros libres de Reyes: 82-74, y solo 120 segundos por jugar.
A continuación