El Real Madrid gana un trepidante derbi al Fuenlabrada

Sergio Rodríguez, con 14 puntos y 27 de valoración, y Llull (16 y 16) han sido los más destacados en el triunfo de los blancos.

ld / Efe

El Real Madrid ganó con claridad (67-94) un derbi trepidante ante un Baloncesto Fuenlabrada que no le perdió la cara al duelo pese a ir por detrás todo el encuentro, con Sergio Rodríguez, con 14 puntos y 27 de valoración; y Sergio Llull (16 y 16) como jugadores más destacados.

El derbi regional, que supone la victoria número 150 de Pablo Laso en Liga ACB como técnico, arrancó con polémica por un contraataque de Rudy Fernández que terminó en mate del balear y antideportiva del neoyorquino con pasaporte dominicano James Feldeine, que se golpeó en la mano derecha, tuvo que retirarse, y no volvió a jugar hasta después del descanso.

El partido se volvió completamente loco tras la falta sobre Rudy, con ataques fugaces que Fuenlabrada no lograba convertir (hasta cuatro fallos seguidos de Andy Panko y Javi Vega), mientras el Real Madrid sacaba partido de su velocidad, y se ponía 4-11 en los primeros 4 minutos con una canasta a aro pasado de Nicola Mirotic.

Cuando los fuenlabreños reaccionaban de la mano de Panko y Feldeine (8-11, min. 5), los robos de Sergio Rodríguez y Sergio Llull volvían a acrecentar la ventaja. Si Dani Pérez acertaba con un triple -el único hasta el descanso de un equipo que suele tener gran acierto-, Rodríguez respondía con otro y abría un parcial 0-7 con el que el Real Madrid se iba 11-24 en el primer cuarto.

El Fuenlabrada salió con otra mentalidad en el segundo cuarto. Después de haberse despedido del anterior periodo con 3 puntos de valoración global y tres jugadores en negativo, salió con un nuevo empuje defensivo y con el serbio Ivan Paunic liderando los contraataques. Aún así, el Madrid tenía renta suficiente.

Con el Chacho y el estadounidense Jaycee Carroll regalando bandejas y penetraciones de gran factura, por parte del equipo de Luis Casimiro era el pívot dominicano Eloy Vargas quien mantenía el nivel del conjunto local, batiéndose con el tunecino Salah Mejri y logrando seis rebotes vitales en la primera mitad.

Los últimos minutos antes del descanso se convirtieron en un espectáculo con jugadas veloces de ambos conjuntos. Un mate y un 'alley-oop' del senegalés Moussa Diagné levantaban a la hinchada local, mientras que Felipe Reyes mantenía a los madridistas en una renta de diez puntos, con la que se llegaba al descanso (32-42).

Bajó el ritmo en la segunda parte

A la vuelta de los vestuarios, el partido bajó en velocidad, y Feldeine tomó la responsabilidad por los locales, protagonizando una jugada con tapón a Llull y triple seguido para acercar a los suyos (37-44, min. 22).

Los locales prometían una reacción, pero la respuesta eran tres triples seguidos de Rudy, Mirotic y Llull (39-55, min. 25), que certificaban un dominio madridista que se perpetuaba hasta el final del periodo, que concluía con un contundente 46-64 en el electrónico.

Pese a la diferencia, el Fuenlabrada nunca le perdió la cara al encuentro. Vargas volvía a protagonizar dos buenas acciones en el poste bajo (52-67, min. 33), pero su trabajo era contestado por Llull, quien con una canasta y un triple llevaba la diferencia a 18 puntos (54-72, min. 35).

Un mate de Mejri y una canasta imposible de Rodríguez, que lanzó un balón desde casi el suelo como si no contara con anotar, dieron la puntilla final al partido (57-78, min. 36). Los últimos tres minutos permitieron tener minutos a los canteranos fuenlabreños González y Moungoro; y al madridista Martín, que despidió el encuentro con un triple sobre la bocina (67-94).

El Barcelona vence en Murcia

El Barcelona, en el que reapareció un gris Juan Carlos Navarro -no anotó y falló sus seis tiros, incluidos cinco triples- ganó con autoridad en su visita al Universidad Católica de Murcia, al que venció por 74-82 dando muestras de que se encuentra en un buen momento para afrontar la final a cuatro de la Euroliga.

El Barça mandó desde el principio (8-14 en el minuto cinco) y mantuvo su ventaja al término del primer cuarto (20-26) con Marcelinho Huertas haciendo jugar al equipo y un buen equilibrio entre su baloncesto interior y el exterior.

El primero que intensificó su actividad sin balón fue el cuadro local y ello le permitió estrechar la diferencia, pero sin llegar a ponerse por delante en el marcador (26-28).

Fue entonces cuando entre Mario Hezonja y Bostjan Nachbar devolvieron al conjunto dirigido por Xavi Pascual una diferencia más acorde a su potencial (31-42), 11 puntos de margen que finalmente fueron ocho al descanso (39-47) tras varias acciones de mérito del grana Dwayne Davis.

En la segunda parte se marcharon los de Pascual

El comienzo de la segunda parte fue de claro color amarillo chillón, el que utilizó el Barcelona en este partido, y un parcial favorable de 4-11 en cuatro minutos le hizo cobrar una renta ya más que considerable de 15 tantos (43-58).

Kim Tillie, con tres canastas, fue el único jugador del UCAM que vio aro en este tramo del choque, algo a todas luces insuficiente frente a la solidez y la maquinaria colectiva de un Barça que caminaba directo hacia otra victoria, la quinta consecutiva en la Liga y que son ocho contando los tres partidos de los cuartos de final de la Euroliga frente al Galatasaray.

Los de Pascual cerraron este periodo con el choque resuelto (52-73) y el Palacio de los Deportes de Murcia asistiendo a un festival triplista de Nachbar, quien volvió a demostrar que se encuentra en estado de gracia.

Después de que los catalanes doblaran a su rival en el tercer cuarto (13-26), los 10 minutos finales se lo tomaron unos y otros a título de inventario y ese mero trámite al menos fue aprovechado por el UCAM para endosarle a su oponente un parcial de 12-0 que le permitió apuntarse la victoria parcial en el cuarto (20-11).

A continuación