El Real Madrid sigue su marcha triunfal

El equipo blanco  solventó con nota la siempre complicada visita a Laboral Kutxa en el Buesa Arena con una victoria por 70-94.

LD / EFE

El Real Madrid continúa con su rodillo en la Liga Endesa y solventó con nota la siempre complicada visita a Laboral Kutxa en el Buesa Arena, 70-94, para encadenar su decimonovena victoria que le permite mantenerse líder invicto.

Fue una actuación irregular y a impulsos de un Real Madrid que no brilló en el inicio como en citas anteriores, pero que se bastó para despachar a un Baskonia que sigue inmerso en su espiral negativa y sumó su séptimo partido seguido perdiendo.

Encontró a Sergio Llull como baluarte con el que salir de los escasos momentos de apuro. El balear prorrogó en Vitoria el estado de forma que le hizo el héroe de la Copa de Málaga y en el Buesa dejó una lección de clase y efectividad, 27 puntos con siete triples.

Los de Laso esperaron al arranque de la segunda parte para endosar un concluyente parcial de 5-16 en cinco minutos y pasar de ganar por solo cinco puntos a abrir la brecha definitiva, 42-58, que se limitaron a mantener y conservar hasta el final.

Leyó la cartilla Pablo Laso en el descanso a los suyos que salieron desbocados para recuperar su pulso. Desde la intensidad defensiva y el acierto en el triple, con tres bombas de Llull y Rudy, se escapó, 40-53 minuto 23.

El Real Madrid alcanzó su velocidad de crucero habitual y endosó un parcial de 5-23 en los primeros cinco minutos de la reanudación para asestar el golpe definitivo al Baskonia que lo mandó a la lona del que no se pudo volver a levantarse, 42-58. Con un cómodo colchón encaró el Real Madrid el periodo definitivo, 50-68, ya solo pendiente de resolver hasta donde estiraba el golpe final al Baskonia.

Además, el Estudiantes ha puesto tierra de por medio hundiendo más en el pozo a un rival directo en la lucha por la permanencia, tras sumar un nuevo triunfo que le deja a tres de un CB Valladolid con pocas ideas y en el que sólo se salvaron Andusic y Haritopoulos.

A continuación