'Conquistadores' recrea con humor la toma de Tenochtitlán en su 500 aniversario

El espectáculo se representa en Medellín, localidad natal de Cortés, el 13 de agosto, la misma fecha de aquel acontecimiento histórico.

Libertad Digital

El 13 de agosto de 1521, el extremeño Hernán Cortés, al frente de un ejército formado por españoles y tlaxcaltecas, ganó la capital azteca de Tenochtitlán, que llevaba sitiada desde el mes de mayo, lo que impulsó el dominio hispánico en tierras mexicanas. Este hecho histórico, del que se cumplen quinientos años, lo recoge el espectáculo teatral Conquistadores, que lo homenajea ese mismo día, a las 22.00 horas, en una función en el Teatro Romano de Medellín, localidad natal de Cortés.

Conquistadores es una producción extremeña de Proyecto Cultura que desmitifica, según indican los responsables del espectáculo, la conquista de América a través del teatro del absurdo. Se estrenó el pasado 11 de abril en el Gran Teatro de Cáceres y se ha representado medio centenar de veces en la Feria de Teatro de Castilla y León en Ciudad Rodrigo, el Festival de Teatro Clásico Castillo de Peñíscola o el Teatro López de Ayala de Badajoz, entre otras.

El punto de partida de este espectáculo son tres conquistadores extremeños anónimos, que forman parte de una tripulación embarcada a América, entonces tierra desconocida. La obra alterna las peripecias de estos extremeños con la recreación humorística de acontecimientos históricos vividos por personajes como los Reyes Católicos, Colón, Vasco Núñez de Balboa, Malinche, Hernán Cortés, Inés Suárez, Francisco Pizarro o Pedro de Valdivia, entre otros.

La obra, dicen los responsables, se ríe de los mitos y las miserias de aquella época y está dirigida por Pedro Luis López Bellot a partir de un texto de J.P. Cañamero. Tres actores, Nuqui Fernández, Francis J. Quirós y Chema Pizarro asumen los personajes, envueltos en un espacio sonoro creado por Álvaro Rodríguez Barroso.

"Queríamos humanizar la conquista. No la planteamos como algo heroico ni la denostamos", señala el director de Conquistadores, Pedro Luis López Bellot, que ha concebido una puesta en escena minimalista, con escasos elementos materiales (una bañera victoriana, unas varas) y un espacio casi vacío, sin escenografía. El vestuario es contemporáneo, pero con reminiscencias al de los siglos XV y XVI.

A continuación