Muere el actor Quique San Francisco a los 65 años

El popular actor y monologuista llevaba un mes y medio ingresado en un hospital de Madrid a causa de una neumonía severa.

Libertad Digital / Agencias

Según ha adelantado la web de ¡Hola! de fuentes cercanas a Quique San Francisco, el intérprete ha fallecido este lunes tras más de 40 días ingresado en la UCI del Hospital Clínico San Carlos de Madrid. Al parecer "se mostraba optimista y animado" pero "su estado de salud empeoró de forma irreversible el pasado fin de semana cuando la infección que tenía se extendió al pulmón izquierdo". Tenía 65 años.

"El mundo del espectáculo siempre estará en deuda con él y deberá empezar a transitar el doloroso camino de aprender a convivir con su ausencia", ha asegurado su representante, Pedro Gómez, en un comunicado. "Hoy preferimos evocar todo lo que Enrique nos brindó y conservaremos con nosotros, para siempre, su bondad y la alegría que transmitía a diario a todos los que le rodeaban", continúa.

San Francisco padecía "una neumonía bilateral severa necrotizante que se habría complicado a causa de otra cepa bacteriana", según informó en su día la web de ¡Hola! Según ha señalado su representante en declaraciones recogidas por Europa Press, la neumonía bilateral era "bacteriana y no vírica", por lo que su muerte no ha sido a causa del coronavirus.

San Francisco ingresó en el hospital a primeros de enero, cuando Madrid estaba paralizada por el temporal Filomena y fue un amigo el que le trasladó hasta el centro médico en una situación grave. Cuando entró "fue intubado y sedado" porque la infección estaba extendida, contaba la revista del corazón.

Hace unos días el diario El Mundo también publicó que el actor estaba "desesperado por abandonar el hospital", harto del "ingreso tan largo" y por el hecho de que todavía no podía "caminar" y continuaba "usando un respirador".

Saltaron las alarmas el pasado 12 de enero cuando de forma repentina San Francisco tuvo que suspender su espectáculo de humor La penúltima en la localidad vizcaína de Guecho por "problemas de salud". Llevaba de gira con esta obra desde octubre de 2018.

El actor, maestro del humor cáustico, negro y sarcástico, se ha enfrentado a lo largo de su vida a diversos problemas de salud, por la adicción a la droga, y económicos. En 2002 sufrió un accidente de tráfico que casi le cuesta la vida y le dejó una lesión permanente en una pierna. En 2019 tuvo que abandonar su casa por impago y se fue a vivir a una habitación de hotel.

Nació el 10 de marzo de 1955 en Madrid hijo de padres actores, Enriqueta Cobo (Queta Ariel) y Vicente Haro, aunque su madre le tuvo de soltera y no conoció a su progenitor hasta los 17 años, los que tardó en decidir ir a Madrid a buscarle. Vivió su infancia en Barcelona con su madre y, tras haber hecho publicidad, con solo seis años debutó en el cine.

Ha participado en varias decenas de películas, obras de teatro y series de televisión, incluso en un "docureality" que lleva su nombre. Su primera intervención televisiva fue en 1965 como protagonista en la serie de TVE Santi, botones de hotel. A los 17 años participó en Crónicas de un pueblo (1972) y también pasó por Curro Jiménez (1978), Proceso a Mariana Pineda (1984), La bola de cristal, del 85 al 88, Los ladrones van a la oficina del 93 al 97, y en el 2001 se sumó al elenco de Cuéntame cómo pasó.

En en el teatro protagonizó por ejemplo la mítica Los ochenta son nuestros (1996) o Arte, Frankie y la boda, Misterioso asesinato en Manhattan y El enfermo imaginario.

En el cine logró dos nominaciones al Goya por El baile del pato (1989) y por Orquesta Club Virginia de Manuel Iborra (1992). Otros de sus trabajos fueron Así en el cielo como en la tierra de José Luis Cuerda o en los años 80 en las películas del "cine quinqui" de Eloy de la Iglesia como Colegas (1982), Navajeros (1980) y El pico (1983).

Fue un pionero de los monólogos de humor en el programa El club de la comedia.

También participó en campañas de publicidad, por ejemplo, en la última de la empresa Campofrío interpretando a La Muerte.

Respecto a su vida privada, poco se conocía, salvo una relación, hace años, con la hija de Lola Flores, Rosario. "Me tachan de drogadicto, juerguista y mujeriego. Y todo es verdad", decía el cómico. Pasó por la cárcel varias veces y fue legionario.

En los últimos tiempos fue muy crítico con la situación política actual y con la izquierda. Expresaba sus opiniones contra el Gobierno, los gestores de la pandemia y los creadores de una vacuna contra la covid que él no se pondría.

A continuación